Xàbia brilla con el XXIII Ajedrez Viviente

Xàbia brilla con el XXIII Ajedrez Viviente

La Fiesta de Interés Turístico Nacional acogió a un millar de espectadores en su original partida con la pianista Marta Espinós como invitada de honor

RDXàbia

La villa celebró ela partida de ajedrez viviente que todo el municipio estaba esperando. La que fue declarada en el año 2002 como Fiesta de Interés Turístico Nacional, tras 23 años de historia, volvió a marcar una noche de arte y cultura a la que acudieron un millar de espectadores y con la pianista Marta Espinós como invitada de honor.

En la velada se representó 'Una familia de músics, quatre monstres i un putxero', obra escrita y dirigida por Raquel Violero y Héctor Cruañes, que además interpretó el rey de las piezas negras. Irene Wittwer, condujo el acto, y el presidente de la comisión de fiestas de la Mare de Déu de Loreto, Vicente Gavilà, entregó una placa conmemorativa al niño Pau Nieto Bou, clasificado en el Torneo de Ajedrez Fogueres de Sant Joan, que dirigió durante la partida de ajedrez a las fichas negras.

El alcalde de Xàbia, José Chulvi, hizo lo propio con la pianista Marta Espinós, que leyó las jugadas de las negras, obsequiándole con una escultura del reconocido escultor, Toni Marí. Espinós se unió así al destacado elenco de personalidades (entre ellas tres premios Príncipe de Asturias) que han participado en esta iniciativa. Espinos, clausuró hace un mes con un deslumbrante recital la exposición de Joaquín Sorolla, en la National Gallery de Londres el pasado marzo e inaugurada por la reina Letizia y el príncipe Carlos de Inglaterra.

Coordinación

La coordinación general del evento corrió a cargo de José Erades, miembro del comité organizador y Rafael Andarias Estevan, director del Ajedrez Viviente.

La función capturó al público desde el primer momento. En el peculiar escenario del tablero de ajedrez; el teatro, la música sinfónica en directo, las canciones y la danza acompañados de luces y efectos especiales dieron intensidad a la partida. Los jóvenes actores memorizaron un guión que se desarrolló en dos horas, destacando sus dotes interpretativas a pesar de su pronta edad.

Los narradores hicieron gala de habilidades. La joven Iris Cholbi Crisóstomo, que mostró dotes de actriz, y el veterano Bartolomé Bas, aportaron unos momentos inolvidables al bordar sus magníficos diálogos. En realidad, más que narradores fueron auténticos actores integrados con los que actuaron sobre el escenario en una obra más que entretenida.

En esta vigésima tercera edición, intervino la Orquesta Sinfónica de Xàbia bajo el mandato de Joan Bou.

También asistieron miembros del Taller de Teatre Jove de Xàbia y el estudio de danza Salomé Rodríguez, que corrió a cargo de la coreografía.

Las canciones, expresamente creadas para la obra, son originales de Danai Delipetrou, Maria Ferri y Javier Miragall.