VERDE DE PARÍS

ESTHER ASPERILLA

University of Southern, Dinamarca. El bibliotecario Jakob Povl Holck y el profesor Kaare Lund Rasmussen indagan entre diversos volúmenes de la biblioteca de la facultad. Ambos saben que muchas de las encuadernaciones contienen un tesoro escondido: fragmentos recortados de manuscritos medievales (como copias de Derecho romano y Derecho canónico), en un ejercicio de los encuadernadores de los siglos XVI y XVII para reciclar los pergaminos más antiguos. Su investigación les lleva hasta tres volúmenes cuyas cubiertas resultan difíciles de interpretar ya que contienen una capa de pintura verde que oscurece las viejas letras manuscritas.

Un análisis de rayos X revela que la capa verde esconde una de las sustancias más tóxicas del mundo. Arsénico. De hecho parece Verde de París, un compuesto popular en el siglo XIX, cuando el árbitro del buen gusto de la Inglaterra victoriana William Morris promovió su uso en óleos y barnices. El problema fue que en los húmedos inviernos ingleses crecía el moho sobre el papel pintado, convirtiendo el arsénico a su condición gaseosa y enfermando y (a veces) matando a quienes vivían en esa habitación.

No se puede negar que tiene connotaciones románticas. Personas envenenadas por el contacto con obras de arte o con libros contaminados, cual si de los protagonistas de la novela de Umberto Eco 'El nombre de la rosa' se tratara. Por el contrario, en el caso que nos ocupa, la explicación es mucho más prosaica y parece estar relacionada con la utilización del veneno para proteger las obras de insectos y parásitos. Aun así, los tres volúmenes siguen siendo potencialmente peligrosos ya que la toxicidad del arsénico (y si no que se lo pregunten a Agatha Christie) no disminuye con el paso del tiempo.

¿La solución que ofrece la universidad? Pues está bastante alejada del romanticismo y se fundamenta en la digitalización del contenido de las obras. No sé qué pensáis vosotros pero yo creo que es una pena. Ya no se perece por contacto con la cultura. Ya nadie muere de Verde de París.

 

Fotos

Vídeos