Los vecinos de l'Almadrava denuncian la acumulación de algas en la orilla

Las algas que se acumulan a lo largo de la primera línea de la playa de l'Almadrava. / Tino Calvo
Las algas que se acumulan a lo largo de la primera línea de la playa de l'Almadrava. / Tino Calvo

El Ayuntamiento de Dénia asegura que se limpió hace una semana y no se puede realizar de nuevo para mantener la integridad del enclave

KEVIN CARRIÓDÉNIA.

Los vecinos de l'Almadrava denuncian la acumulación de algas en la orilla de la playa además de fango. La asociación vecinal asegura que ese barro se forma por culpa de la tierra que se trajo para regenerar la costa.

Comentan que, al tratarse de un material «no autóctono», no se asienta como es debido, enturbiando el agua y creando lodo en la orilla, además de la acumulación de algas. Los vecinos aseguran que «no se puede disfrutar de la playa y esto afecta al turismo, sobre todo en temporada alta». Y añaden: «Este problema lo llevamos arrastrando años. Nadie quiere hacerse cargo y no se coordinan como toca».

La problemática que los residentes de la zona denuncian viene dada por el hecho de que, aunque el término del kilómetro ocho de la carretera de Las Marinas pertenezca a Els Poblets, la playa es de Dénia. La asociación comenta que la coordinación y comunicación para hacerse cargo es «insuficiente». Explican que «la alcaldesa da largas mientras que en Dénia dejan abandonadas la labores de limpieza mínimas que hay que llevar a cabo».

Els Poblets inició en 2017 los trámites para adquirir los derechos municipales de ese tramo del litoral

En el 2017, el Ayuntamiento de Els Poblets empezaba con una solicitud para conseguir la adjudicación de dicho tramo de playa. La demanda para tener los derechos sobre la nueva determinación de dominio público costero en la playa de l'Almadrava ha sido infructífera.

El concejal de Playas de Dénia, Pepe Doménech, remarca que «la coordinación entre Els Poblets y Dénia funciona como es debido». Doménech aclara que «las limpiezas se han realizado a su debido tiempo y que se siguen haciendo según lo previsto», en el caso de esa en concreto, se efectuó la pasada semana. Y añade que no se puede volver a limpiar tan pronto por la integridad del litoral.

El edil explicó que el martes por la noche se actuó en la zona de Molins, que se está recorriendo la costa y que en unas semanas le volverá a tocar a l'Almadrava. El equipo de limpieza está compuesto por dos cribadores, una pala, una rotatoria y dos camiones para recoger la posidonia. Según dice Doménech, «es una playa que en pocas ocasiones supera los 15 metros de ancho. Resulta más complicado limpiar una playa de canto rodado como esta».