Los vecinos de Les Deveses exigen soluciones tras quedarse otra vez sin arena en la playa

Varios bañistas intentan pasar por una zona de la playa que ha quedado con muy poco espacio y con muchas de las piedras a la vista. / Tino Calvo
Varios bañistas intentan pasar por una zona de la playa que ha quedado con muy poco espacio y con muchas de las piedras a la vista. / Tino Calvo

Denuncian que las malas condiciones de esta zona de Dénia ahuyentan a muchos de los residentes y bañistas, que prefieren otros puntos del litoral

K. CARRIÓDÉNIA.

Los vecinos de la playa de Les Deveses vuelven a sufrir la misma pesadilla de todos los veranos. Todavía les queda todo el mes de agosto por delante pero ya no pueden disfrutar de la playa porque el mar se la ha engullido. Apenas les quedan unos metros, en algunos puntos, en las olas ya rompen en las paredes de las viviendas de primera línea. Se trata de una situación para la que los vecinos exigen una solución, «no podemos estar todos los años así».

De hecho la estampa de estos días es «dantesca para el veraneante», los residentes y turistas «casi no pueden ni poner la toalla», indicó ayer uno de los vecinos de la zona, «hay tramos que la gente tiene que estar muy pegada». Se trata de una situación que se repite «año tras año», apuntó el presidente de la asociación de vecinos de Les Deveses, Juanjo Jiménez. Según denunció, hay un tramo de unos 100 metros donde la arena escasea».

Según Jiménez, tras solicitar a Costas, la autoridad competente, solución al problema, «nos indicaron que no tienen arena, no sabemos a quién acudir ya». El presidente de la asociación vecinal lamentó que esta situación está ahuyentando a los bañistas, incluso a los propios vecinos: «se están marchando de aquí, prefieren ir a sitios donde hay mucho más espacio y la playa está en condiciones».

Los olas han dejado a la vista las piedras de contención, peligrosas para las personas

Pero para Jiménez el descenso de bañistas no es el verdadero problema, si lo es los efectos del avance del mar. Según afirma, además de tomar metros a la playa, las olas están retirando la arena de la orilla, dejando a la intemperie las piedras de contención, «más de una personas se ha dado un golpe o cortado con ellas, es muy peligroso».

Estas rocas, comentó Jiménez, se colocaron para que la arena se asentase y evitar así que la playa quedase destruida por los temporales, pero «han perdido completamente su función, solo molestan ahora».

Para evitar accidentes, algunos vecinos, indicó el portavoz, intentaron tapar con tierra las piedras «pero el agua se la volvió a llevar».

También preocupa entre los vecinos es la proximidad del agua con las terrazas de las viviendas, «si no hay arena, poco a poco se va dañando la estructura. Además si vuelve a haber un temporal, puede repetirse la catástrofe del 2017. Por suerte el muro que separa el mar de las casas fue reparado el año pasado tras los dos temporales que asolaron el enclave.

Jiménez remarcó la premura con la que «se necesita un proyecto de regeneración de la zona de playa», que lleva dos años parado y que, según Jiménez, «será hermoso verlo hecho realidad, pero aquí estamos perdiendo la playa». Según el portavoz de los vecinos desde Costas les indicaron que el proyecto para la regeneración de la playa de les Deveses «costaría casi 15 millones de euros, por la construcción de los dos espigones y mejorar el actual, que cuenta con un centenar de metros submarinos que no cumplen bien con su labor».

Es más, el presidente estaba convencido de que «a causa de ese espigón, la playa está tan mucho más castigada».

La asociación de vecinos se reunirá el próximo día 12 para buscar una solución a los problemas de la playa. Según el presidente, el ayuntamiento «está preocupado por la situación» y el concejal de Playas, Pepe Domenech, ya se ha puesto en contacto con ellos para mostrar su apoyo e intentar «llegar a un acuerdo con Costas para que agilicen los trámites para la regeneración de les Deveses».