Vecinos de Dénia exigen rapidez en las licencias de conexión al alcantarillado

Calle Penya de l'Àguila, en la Pedrera, uno de los puntos donde los vecinos deben conectarse. / Tino Calvo
Calle Penya de l'Àguila, en la Pedrera, uno de los puntos donde los vecinos deben conectarse. / Tino Calvo

Algunos residentes se quejan de que llevan casi cinco meses esperando, mientras que la edil en funciones de Territorio dice que «no es cierto»

R. GONZÁLEZDÉNIA.

El ejecutivo dianense anunció a finales de enero que unas 1.500 viviendas podrían engancharse a la red de alcantarillado y que tendrían que hacerlo en el plazo máximo de un año, según se regulaba en la ordenanza municipal. Algunos de los propietarios afectados decidieron iniciar cuanto antes el proceso, pero se han topado con la burocracia, que lleva su ritmo. Por ello han exigido mayor rapidez en la concesión de la licencia de obra que necesitan para efectuar el enganche y poder cumplir con los plazos que le ha marcado el Ayuntamiento de Dénia.

Los vecinos tienen dos opciones. Una es acudir a la empresa Aqualia, que gestiona el ciclo integral del agua, para que se encargue de redactar el proyecto necesario para el enganche al alcantarillado y pasarlo al departamento de Urbanismo para la obtención del permiso y que después se ejecute. La otra, buscar por su cuenta a un profesional.

Muchos prefieren decantarse por la primera vía porque «es lo más rápido», según reconoció el concejal en funciones de Medio Ambiente, Josep Crespo. Sin embargo, eso requiere que el propietario abone previamente el coste total de la actuación. La cuantía varía, en función de la distancia de la vivienda al colector principal.

La empresa que gestiona el agua asegura que las demoras sólo se producen en «casos puntuales»

Algunas de las personas que optaron por esa opción se han encontrado con demoras que no consideran normales. «Me han cobrado por adelantado 2.000 euros antes de dar ningún paso y llevo más de mes y medio esperando», lamentó uno de los afectados. Y su caso no se enmarca dentro de los peores. Otros vecinos han pagado tanto o más que él y llevan cerca de cinco meses sin respuesta.

Ante esta situación, los afectados se acercaron a las oficinas de la empresa para preguntar. Según comentaron, les dijeron que la espera se debía al retraso en la concesión del permiso de obra y les recomendaban acercarse al departamento de Urbanismo. Cuando iban allí les remitían de nuevo a Aqualia. «No entiendo que se demore y que encima se pasen la pelota de unos a otros, nos torean como quieren», criticó uno de ellos, y recordó que para cobrar por adelantado si tenían celeridad.

Josep Crespo admitió que era conocedor de varias quejas de ciudadanos por demoras de hasta cinco meses debido a la tardanza en Urbanismo. Sin embargo, la concejal en funciones de Territorio, Maria Josep Ripoll, dijo que «no es cierto» que se tarde mucho. Es más, recalcó que los permisos para este tipo de obras en concreto «son bastante rápidos y fáciles». Al respecto, indicó que el plazo podría rondar un par de meses.

Por su parte, Manuel Rosado, delegado de Aqualia en Alicante, aseguró que la mayoría de solicitudes obtienen la licencia pronto y que las demoras solo se producen en «casos puntuales». En ese sentido, explicó que para que los trabajos de conexión tengan luz verde se piden tres informes, uno técnico, otro arqueológico y el jurídico. Por ello, cuando alguno de estos documentos tarda más tiempo, repercute inevitablemente en la obtención del visto bueno definitivo.