Vecinos de Dénia denuncian aguas estancadas en la acequia del final de la Punta del Raset

Aguas estancadas en la acequia situada al final de la playa de la Punta del Raset y junto al inicio de Les Marines. / Tino Calvo
Aguas estancadas en la acequia situada al final de la playa de la Punta del Raset y junto al inicio de Les Marines. / Tino Calvo

La concejal de Transición Ecológica descarta que se trate de algún tipo de vertido fecal y afirma que buscará una empresa para que limpie ese regatxo y los de Bassetes

R. GONZÁLEZ/E. R.DÉNIA.

Vecinos de Dénia denuncian la presencia de aguas estancadas en la acequia del final de la Punta del Raset, cerca de donde comienza la playa de Les Marines. La presencia de estos restos líquidos y otros restos limosos daban la sensación de suciedad, lo que generó cierta alarma.

Algunas personas creían que podría tratarse de algún tipo de vertido procedente de alguna fosa séptica cercana. Y el aspecto que presentaba el agua en algunos puntos favorecía esa impresión. Por ese motivo temían que los restos pudiesen llegar hasta el mar. Por fortuna, el montículo de arena del tramo final ejercía de barrera e impedía que el caudal del cauce vertiera en las aguas marinas.

A esta estampa tampoco ayudaba mucho el hecho de que en algunos momentos se detectase un cierto hedor en algunos tramos cercanos al cauce de este 'regatxo'. Y así lo reflejaron diversos vecinos a través de las redes sociales.

Sin embargo, este periódico pudo constatar ayer que ya no emanaba mal olor de la acequia, aunque sí quedaba agua estancada. Además, algún que otro usuario de la playa aprovechó la presencia de ese líquido para, de forma más o menos disimulada, orinar precisamente en el punto donde el agua quedaba frenada.

Nada más tener constancia de las quejas vecinales, la concejal de Transición Ecológica de Dénia, Maite Pérez Conejero, envió a un inspector a la zona para que comprobase lo que sucedía y aclarase qué tipo de aguas había en ese lugar de la acequia. La edil aseguró ayer a este periódico que no se trataba de vertidos fecales. Según comentó, lo que allí se había detectado era simplemente «agua estancada». Por ese motivo, el ayuntamiento va a proceder a buscar una empresa que se encargue de limpiar ese tramo donde se ha quedado el agua y genera algunos malos olores, avanzó Pérez Conejero.

No muy lejos de allí, en la zona de Les Bassetes, existen otros dos 'regatxos' en los que cada verano también se suelen detectar problemas debido al estancamiento. Al ambiente un tanto pestilente se le suma la presencia de mosquitos, lo que genera malestar entre vecinos y personas que acuden por ese camino en dirección a la playa. Para solucionar esta situación, al mismo tiempo que se limpie en el límite entre la Punta del Raset y Les Marines, se procederá a actuar también en esas dos acequias cercanas.

Por otra parte, propietarios de mascotas que llevan a sus animales a la playa de perros se quejaron en los últimos días por la acumulación de posidonia en ese tramo del litoral, entre la Punta del Raset y la estación marítima. Aseguraban que esas montañas generaban gran cantidad de mosquitos y, además, provocaban mal. Tras esas quejas, esa franja ya ha sido limpiada.

El edil de Playas, Pepe Doménech, comentó ayer que han colocado papeleras en la zona y que está previsto hacer un nuevo contrato con la empresa encargada de la limpieza del litoral, ya que en los primeros contratos no entraba ese tramo.

Más