«Las dos últimas temporadas han estado cargadas de mentiras»

Pepe Carpi en su despacho del CD Dénia. / Javier Zamora
Pepe Carpi en su despacho del CD Dénia. / Javier Zamora

La situación crítica que atraviesa el Dénia y el desgaste moral de las dos últimas temporadas piden al delegado que se tome un descanso Pepe Carpi Delegado del CD Dénia

JAVIER ZAMORADÉNIA.

Uno de los pilares que sujetan al Dénia, Pepe Carpi, el chico para todo, ya sea diligenciar una ficha, ir a por un balón o mediar entre plantilla y directivo, ha dicho basta. Tras 19 temporadas ha anunciado que deja el club, aunque precisa, «no es un adiós, es más un hasta luego. Necesito descansar, las dos últimas temporadas han sido duras y agotadoras».

-¿El aficionado se pregunta si de verdad han sido tan duras?

-Los últimos siete meses lo que ha pasado aquí ha sido terrorífico, hasta el punto en que nadie ha valorado el trabajo que uno ha hecho y esto es muy duro. Sinceramente, en el club hubo un vacío de poder por todas partes y me ha tocado hacer cosas que no me correspondían.

-¿Los dos últimos años te han agotado más que los 17 anteriores?

-Mucho más, ya que ha llegado a un punto que el Dénia ha sido campeón de Preferente y he sentido como si hubiese jugado y ganado un torneo de fútbol sala con mis amigos. No se ha valorado para nada el trabajo que hemos realizado 25 personas.

-¿Tienes algún culpable de lo sucedido?

-La culpa es de todos, incluido yo mismo. Todos hemos aportado ese grano de arena al montón de culpabilidad. En algunos momentos que debíamos haber tomado alguna decisión no la hemos tomado. Se han hecho cosas mal, todos lo sabíamos y nadie se ha pronunciado, pero pienso que todos los que estábamos aquí, queríamos el bien para el club. Pero cuando en un barco no se rema todos a la vez, acaba por irse a pique.

-¿Los socios que parte de culpa tienen ya que viendo lo que pasaba tampoco se han pronunciado?

-Me hubiera encantado que la movilidad que este último mes había en un grupo de socios, se hubiese dado mucho antes, en octubre. Si alguien tiene que levantar al Dénia como hicieron anteriormente, deben de ser los socios.

-¿Se puede reconducir la marcha del club en una temporada?

-Pienso que en una temporada es imposible. Ahora mismo el actual presidente, tiene las ideas muy claras y ahora lo mejor es dar un paso atrás y coger impulso para, en el menor plazo posible, dar un gran salto. Aviso, a los socios nos va a costar mucho acostumbrarnos a ver este Dénia. Con esto no digo que este equipo sea el peor de los que he conocido, ni mucho menos. Hay que darles un voto de confianza a todos y arrimar el hombro para que el barco llegue cuanto antes a buen puerto.

-¿Tu salida del Dénia es un adiós, o un hasta luego?

-No es un adiós, es un hasta luego y espero que algún día alguien me llame.

-¿Has tenido que hacer cosas esta temporada para que el equipo jugase un domingo?

-Si, como el famoso día de Cocentaina con Toni Martí. Me marcó muchísimo; tuvimos una pequeña discusión por el bien del club, nada de reproches y luego pasó lo que pasó.

-¿Han habido muchas mentiras en las últimas temporadas?

-Por parte de todos, por desgracia.

-¿El tiempo pone a cada uno en su sitio?

-Si pero aquí todos somos personas y amigos. Nos hemos ido fiando unos de otros y al final hemos llegado a una etapa del año difícil de retroceder y ha pasado lo inevitable.

-¿Qué personas te han marcado en tu paso por el Dénia?

-Javier Ferreres, Eric Barber, Toni Martí y dos personas que hacen una gran labor por el club y nadie se lo reconoce, Pedrosky y el tristemente fallecido, Alfonso.