El tráfico colapsa a diario la carretera de acceso al centro comercial y al polígono de Ondara

Los vehículos permanecen parados en colas en la rotonda que da acceso al centro comercial y a la vía que conduce hasta Dénia. / Tino Calvo
Los vehículos permanecen parados en colas en la rotonda que da acceso al centro comercial y a la vía que conduce hasta Dénia. / Tino Calvo

Los cientos de vehículos procedentes del interior de la Marina Alta provocan retenciones varias vesces al día

K. CARRIÓONDARA.

Acceder a la zona sur de la comarca se ha convertido en una pesadilla para los vecinos de Ondara y los municipios del interior de la Marina Alta que deben circular por la carretera que discurre entre la rotonda cercana a la ITV y la que desvía al centro comercial.

Desde el inicio del verano se han incrementado las retenciones en este punto del entramado viario de la comarca por que que circulan centenares de vehículos al día. De hecho un conductor que decida recorrer los escasos dos kilómetros de este pequeño tramo puede tardar, en hora punta, media hora. Desde el consistorio ondarense reconocen que este punto se ha convertido en un problema, «allí se encuentran los conductores que salen de Ondara y los que llegan de otras localidades como Beniarbeig o los pueblos de La Rectoria con los que se dirigen al centro comercial».

Según explicó el alcalde José Ramiro, esta situación se repite todos los años por estas fechas, «las retenciones se producen desde que se construyeron los accesos desde la carretera N-332».

Vecinos de la comarca recalcan «la pérdida de tiempo para aquellos que vienen a trabajar»

El primer edil asegura que las colas son mayores los días festivos y los lluviosos, «es cuando la gente va más al centro comercial. A ello hay que sumar la gran cantidad de gente que viene a pasar el verano a nuestra comarca, por lo que en verano el colapso es mucho mayor que en el resto del año».

Muchos de los que sufren los atascos son vecinos que deben atravesar este vial para poder llegar a su trabajo. Es el caso de Jaume, un vecino de Oliva que trabaja en una tienda de electrodomésticos de Ondara. «Se pierde mucho tiempo todos lo días por los atascos en la zona, parece mentira que sabiendo el tráfico que hay en esta zona en verano y en otras etapas festivas, no se construyese un acceso mejor».

María, cocinera en uno de los locales de restauración de centro comercial también sufre los atascos cada día para llegar a su trabajo. «A media tarde, tengo que salir 20 minutos antes si quiero llegar a mi puesto a tiempo, porque además de las retenciones, hay que encontrar un sitio en la zona de aparcamiento». Para otro de los trabajadores del centro comercial, Juan Antonio «el problema está en que no hay vías para cruzar sin toparte con este acceso, y muchas veces se colapsa».

Coinciden con ellos algunos de los turistas que residen en verano en esta zona de la comarca. Algunos como la francesa Jolie asegura que pasa sus vacaciones en Dénia desde hace cinco años, «y desde ese momento recuerdo los atascos para llegar al centro comercial».

Pese a que la escena de decenas de coches casi parados se repite todos los veranos, desde el gobierno ondarense reconocen que todavía no han podido poner solución al problema. Ramiro explica que el consistorio quiere iniciar un proyecto de modificación estructural con el objetivo de habilitar una nueva vía que pueda descongestionar este tramo.

Según indica el primer edil, el nuevo desvío se situaría en el controvertido vial, cerca de la zona del polígono industrial al que se podría acceder con esta nueva vía, que a su vez conectaría con la rotonda situada frente al centro comercial y la gasolinera.

Pero el proyecto, remarca Ramiro «todavía está muy verde». El munícipe apunta que su propuesta deben consensuarla con el Gobierno Central, quién tiene la potestad de realizar cambios en esta carreteras. «Será a partir del próximo mes de septiembre cuando empiece a trabajarse», asegura.

¿Sabes qué hacer si un coche de la Guardia Civil de Tráfico se coloca detrás con una luz roja destelleante?