Testimonios tras el terremoto en la Marina: «Durante varios segundos todo tembló»

Vista aérea del Puerto marítimo de Xàbia. /LP
Vista aérea del Puerto marítimo de Xàbia. / LP

Vecinos de Xàbia y Benitatxell relatan cómo vivieron el terremoto que afectó a la zona durante el pasado miércoles

C. MANCHÓN

«Se empezó a mover todo: los vasos, los platos... no sabíamos que pasaba». Este es el relato de Rocío de la Vara, una vecina de Xàbia que el pasado miércoles a las 10 de la noche notó como el suelo comenzaba a temblar. Rocío estaba cenando en la terraza de su casa, situada cerca del puerto del municipio, cuando se produjo el terremoto de 2'9 grados en la escala de Richter que afectó este miércoles a diversas localidades de la Marina Alta. «Durante unos segundos todo tembló», cuenta Rocío, quien no supo que se trataba de un terremoto hasta que comenzó a comentarse por las distintas redes sociales.

Es en la zona del puerto donde Mª José Azorín, otra vecina que reside en esta zona, notó «una sacudida y un fuerte ruido» mientras se encontraba en el sofá. Durante los primeros instantes creyó que se trataba de un camión circulando cerca de su casa, pero el fuerte temblor dejó claro que se trataba de un terremoto.

A pesar de su corta duración, el seísmo provocó malestar y preocupación a vecinos y turistas del municipio. En el hotel Villa Naranjos, el temblor hizo que algunos de las clientes abandonaran voluntariamente el edificio por temor a una posible réplica.

Otros vecinos de Xàbia que se encontraban en la zona del Segundo Montañar oyeron un ruido mientras preparaban la cena. Según comentaron sonó como «una especie de explosión» y cuando salieron a la terraza vieron a toda la gente de un hotel cercano en la calle. Otra mujer que vive en la misma localidad, cerca del campo de golf, también notó la sacudida. Según comentó, tembló la casa y que entonces salió fuera.

«Pensaba que había sido un accidente de tráfico, porque se movió todo durante unos segundos». María Torres, una vecina de Poble Nou de Benitatxell, quedó desconcertada por el poderoso temblor, ya que «nunca había sentido un terremoto así».

Eva Montesinos, quien reside en la parte montañosa de la zona del Portichol estaba en casa cuando se produjo el suceso. Eva no habla de temblores, sino de un «petardazo» que le sobresaltó de pronto. Durante los primeros instantes, esta vecina de la localidad pensó que se trataba de un potente petardo hasta que en sus grupos de whatsapp se empezó a hablar de «temblores» y de «terremoto».

Las autoridades de la zona continúan revisando diversas calas y acantilados en busca de algún desprendimiento de roca que pudiera suponer un peligro para los miles de turistas y vecinos que durante este mes residen en Xàbia o sus alrededores.