Más de 400 tesoros del mar en Dénia

Algunos visitantes admirando parte de la colección de ánforas del nuevo Museu de la Mar de Dénia. / Tino Calvo
Algunos visitantes admirando parte de la colección de ánforas del nuevo Museu de la Mar de Dénia. / Tino Calvo

El remodelado recinto está concebido como una exposición permanente en un 80% y el resto, fotos y audiovisual, se irá cambiando La ciudad abre el primer museo de este milenio en la antigua lonja de pescadores

R. GONZÁLEZDÉNIA.

La capital de la Marina Alta por fin cuenta con un Museu de la Mar, en el que más de 400 piezas arqueológicas y etnológicas ofrecen una perspectiva de la estrecha vinculación de la ciudad con el Mediterráneo. La más antigua de estos tesoros es un ánfora masaliota, del legado del Pepe Piera 'El Pegolí', en la que se transportaba vino en el siglo VI a C. El repaso por la historia finaliza con una colección fotográfica de Emilio Oliver Morand, de 1915 aproximadamente.

El viernes por la tarde abrió sus puertas y los numerosos visitantes que acudieron a la remodelada antigua lonja de pescado pudieron admirar la exposición temática con la que inicia su andadura y que lleva por título 'Tresors de la mar de Dénia'. En este emblemático recinto ubicado en plena explanada marítima, se recogen pedacitos de la historia que ha sido recuperados, en gran mayoría del fondo del mar.

Una parte importante procede de donaciones que vecinos han hecho a lo largo de los años a los fondos municipales o que han cedido. Unas piezas singulares que, en algunos casos, han permanecido en los almacenes a la espera de que Dénia contara con un espacio donde exhibirlas al público. Y ese momento ya ha llegado.

La pieza más antigua es un ánfora masaliota del siglo VI en la que se transportaba vino

Ejemplo de ello es la notable muestra de ánforas que posee la localidad. A principios de los 80 solo poseía una y estaba incompleta. Ahora en este museo se pueden ver más de 40 y eso es solo «una quinta parte» de lo fondos vinculados al mar del museo ya que el patrimonio municipal de la ciudad es enorme, según relató Josep Antoni Gisbert, director de Museu Arqueològic y del Museu Etnològic, además de comisario de la exposición. De hecho, más de 60 personas han aportado piezas que ahora se muestran en la muestra 'Tresors de la mar de Dénia'.

Este nuevo museo, que es el primero que Dénia ha puesto en marcha durante este milenio, está concebido como una exposición temática permanente en un 80%. El 20% restante está integrado por una colección fotográfica y una sala audiovisual en la que se realizarán proyecciones y se presentarán pequeñas exposiciones. Durante el verano se podrá ver un documental sobre la historia del Pòsit de Dénia, pero la intención es que con el tiempo se vayan incorporando otras propuestas.

El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, agradeció su generosidad a los particulares que han donado o cedido piezas. El primer edil se mostró convencido de que este museo serán un «punto clave de visita» de vecinos y turistas. Y el concejal Rafa Carrió remarcó la apuesta de Dénia por la cultura.