Los socios del CD Dénia rechazan el presupuesto presentado por la directiva

Los directivos del CD Dénia durante la asamblea. / .j. z.
Los directivos del CD Dénia durante la asamblea. / .j. z.

La masa social castiga a los dirigentes por su mala gestión echando atrás las cuentas de la pasada temporada y las presentadas para ésta

JAVIER ZAMORADÉNIA.

El CD Dénia celebró su asamblea general ordinaria a la que acudieron un número aproximado a 50 socios. Entre los presentes algunos expresidentes de la entidad que se mostraron muy activos sobre todo en el capítulo de ruegos y preguntas.

La tesorera del club, Marta Marco comenzó leyendo el acta de la última asamblea que fue aprobada por unanimidad. Posteriormente pasó a detallar el balance e informe económico de la temporada 2018-19. Unas cuentas que no aclararon las dudas que la mayoría de los socios tenían. Algunas partidas no estaban claras, pero Marco en su disculpa comentó que, "son la documentación que hemos tenido, hay muchas cosas que se han hecho y no las hemos sabido".

El capítulo económico comenzó el toma y daca entre una directiva donde Juan Benavente intentó justificar lo que muchos socios consideraron que eran injustificables. Hubo reproches a la actuación del Director Deportivo, Tano Bertó, por parte de los dirigentes, y como algún socios les comentó, lo que hizo Tano fue con el consentimiento de los directivos. El ex presidente, Eric Barber, salió en defensa de la gestión realizada por Bertó y calificó a los dirigentes de consentidores, aunque lo justificó diciendo, que, "os venía bien tenerlo, el pagaba y ninguno de vosotros trabajaba para inyectar dinero".

La directiva ha fijado los presupuestos para la próxima campaña en unos 170.100 euros

La situación volvió a complicarse para la directiva cuando en los presupuestos presentados para la próxima campaña la 2019-20 cifrado en 170.100 euros, tampoco fue aprobado. Los socios argumentaron para la reprobación de esos números la falta de conocimiento y las dudas que les genera que se puedan cumplir con ese presupuesto. Ya que se les presentó antes de aprobar los precios de los carnets. Por cierto para la próxima campaña el precio de los distintos carnets será el mismo que el de la temporada que acaba de terminar.

Con la reprobación de la parte económica la masa social le ha demostrado a la actual directiva su descontento con la gestión realizada en la última campaña. Otro de los expresidentes, Pepe Bañó, le aconsejó a Juan Benavente que pusiese fecha para convocar elecciones tras ver la respuesta dada por los socios en la asamblea.

Con unos presupuestos por aprobar, la ley es clara se prorrogan los que habían de la temporada anterior, pero deja muy debilitada a una directiva cuyas acciones no convence a sus asociados.

Después de mas de dos horas de asamblea se echó de menos que se hablase de proyecto deportivo. Algún socio se interesó por conocer algo de la presente plantilla, pero no se dieron muchas explicaciones, más bien pocas y centradas en que se hará un proyecto muy ajustado con el fin de salvar la categoría.

Tampoco se habló de un equipo como es el de Liga Nacional, equipo al que se debería de mimar, ya que es el que debe de dar sus frutos en el futuro más inmediato. Apenas se contestó que los entrenadores de los equipos juveniles son gente titulada.

Desde la directiva que preside Juan Benavente se anunció que se convocará a los socios en una asamblea extraordinaria donde se dará más detalles de una gestión en la que lo que es más importante para los dirigentes, poner en orden el libro de socios que actualmente tiene el club. Simplemente hay que significar que igual de importante es el libro de registro de socios como es el libro de actas o el del contabilidad para que los socios no tenga las dudas en cuanto a las cuentas presentadas en esta asamblea.