La Semana Santa inicia el curso en Pego

Cofrades de la Virgen de la Piedad llevan a hombros la imagen. / LP
Cofrades de la Virgen de la Piedad llevan a hombros la imagen. / LP

Algunas hermandades comienzan ya a buscar personas para que tomen parte en las procesiones como portadores de las imágenes religiosas Las cofradías empiezan los ensayos de sus bandas y piden más participación vecinal

B. O.PEGO.

A quien madruga Dios le ayuda. Así lo creen en la mayoría de las bandas de música de las cofradías de Semana Santa de Pego. Desde principios de septiembre sus miembros hacen sonar sus cornetas y tambores por las afueras del municipio, pese a que todavía quedan unos meses para salir en procesión.

Pasados los meses de verano, las bandas vuelven a sus ensayos. «Practicamos todos los días», apunta Jordi Sendra, miembro de la cofradía de la Mujer Verónica.

En el caso de esta hermandad, el motivo de adelantar tanto los ensayos es porque las piezas que interpretarán en las fiestas de Pascua son las mismas o muy similares a las que suenan en las calles de Sevilla, «un poco más complejas». En la banda se tocan tambores, trompetas y cornetas. Requieren práctica, aunque «no es necesario tener nociones de solfeo, aquí se las enseñamos, tampoco son tan difíciles, y al ensayar tan constantemente uno aprende, de ahí que empecemos pronto», comenta Sendra. Además de coger práctica con los instrumentos, otra de las razones por las que algunas de las bandas empiezan ya es para buscar nuevos integrantes.

La música de la Virgen de la Piedad la ponen los 'tabalets y dolçaines' de La ClandestinaEl número óptimo para una formación musical se sitúa entre los 25 y 30 miembros

Pese a que en los últimos años el número de devotos ha disminuido, la cofradía de la Mujer Verónica cuenta con un nutrido grupo de cornetas y tambores, «al final siempre somos unas 30 personas», comenta. Incluso hay cofrades de otros municipios, asegura.

Aún así, desde la cofradía han hecho un llamamiento para buscar a más personas interesadas en tocar durante las fiestas religiosas, ya que «cuanta más gente, mejor, porque suena mucho más, es más emotivo». Al igual que la Mujer Verónica, hay otras cofradías en Pego, como el Ecce Homo, el Nazareno, la Mare de Déu dels Dolors o la Piedad, en las que sus bandas todavía gozan de buena salud. Aunque esta última, cuenta con la colaboración de La Clandestina, un grupo local que entona su música con 'dolçaines i tabalets'.

Por contra, existen otras en el municipio que van mucho más cortas de integrantes. Entre ellas está el Cristo de la Columna, que en los últimos años no ha contado con banda. La imagen, que en pasados años ha salido a procesionar arrastrada en un carro, ha ido acompañada de unos pocos tambores, sin instrumentos de viento, una escena que para algunos «le da más solemnidad».

Portadores

En lo que sí coinciden todas las cofradías es en la falta de portadores. Muchas de ellas también empiezan a moverse para encontrar personas que quieran salir en procesión portando las imágenes. Según uno de los cofrades de la Piedad, «lo dejas caer entre amigos o conocidos. A través de los grupos del móvil intentamos organizarnos y buscar a la gente».