Safir Malonda y la niña Martina Gimeno, elegidas falleras mayores de Dénia 2020

Safir Malonda Costa y la niña Martina Gimeno Estévez. /Tino Calvo
Safir Malonda Costa y la niña Martina Gimeno Estévez. / Tino Calvo

La joven, biotecnóloga de 23 años, pertenece a la comisión de Darrere del Castell, y la pequeña, de 11 años, es del distrito Diana

R. GONZÁLEZ

Safir Malonda Costa y la niña Martina Gimeno Estévez no olvidarán jamás el día de hoy, cuando poco después de las 20.30 horas han sonado sus respectivos teléfonos y han escuchado la voz del alcalde que les anunciaba que eran las nuevas falleras mayores de Dénia 2020. Los nervios de la espera dieron paso a instantes de gran alegría y júbilo en los hogares de las dos afortunadas. Y lo mismo ocurrió en el salón de pleno del Ayuntamiento de Dénia, especialmente cuando nadie contestó a la primera llamada y en el segundo intento por fin se pudo oír a Martina.

Rápidamente, ambas fueron conducidas a la plaza de la Constitución. A los pies del Consistorio se celebró su nombramiento y recibieron la banda que las acredita como falleras mayores de la ciudad. En sus caras, una amplia sonrisa denotaba la felicidad que sentían por haber sido escogidas como las máximas representantes de las fiestas josefinas.

T. Calvo

Martina Gimeno tiene 11 años y representa a la falla Diana, comisión de la que también salió el pasado año la fallera mayor infantil de Dénia. La pequeña estudia 5º de Primaria en el colegio Sagrado Corazón-Hermanas Carmelitas. Estaba con su familia, con los cargos del pasado ejercicio de su falla y con su yaya cuando ha recibido la llamada. Según ha explicado, aún no se lo acababa de creer. Estaba muy contenta pero quien más se había emocionado en su casa era Juan Céspedes, su presidente. De su compañera de aventura ha destacado que era «muy guapa y muy simpática».

Lo que más le gusta de las fiestas josefinas son «la presentación, la cremà y tirar cohetes durante los días de la plantà».

T. Calvo

Su madre fue fallera mayor de la ciudad en 2002 y ya le ha dado algún consejo, según ha reconocido. «Me ha dicho lo disfrute y que pasa volando», ha comentado Martina.

Junto a ella estará la joven Safir Malonda, de 23 años y perteneciente a la falla Darrere del Castell. Es biotecnóloga y está acabando un máster en biotecnología molecular y celular de plantas. Ella ha vivido junto a su comisión y su familia esos momentos de nervios mientras esperaba para saber si era la elegida. Y finalmente su sueño se ha cumplido.

T. C,

Para Safir, este cargo supone «mucha responsabilidad», pero tenía muchas ganas de ser la afortunada. De Martina ha dicho que era «una niña muy risueña y muy guapa». Lo que más le gusta de las fallas es «ver como van creciendo los monumentos y la ofrenda, que es un momento muy emotivo».

Safir Malonda Costa y la niña Martina Gimeno Estévez no olvidarán jamás el día de hoy, cuando poco después de las 20.30 horas han sonado sus respectivos teléfonos y han escuchado la voz del alcalde que les anunciaba que eran las nuevas falleras mayores de Dénia 2020. Los nervios de la espera dieron paso a instantes de gran alegría y júbilo en los hogares de las dos afortunadas. Y lo mismo ocurrió en el salón de pleno del Ayuntamiento de Dénia, especialmente cuando nadie contestó a la primera llamada y en el segundo intento por fin se pudo oír a Martina.

T. C:

Rápidamente, ambas fueron conducidas a la plaza de la Constitución. A los pies del Consistorio se celebró su nombramiento y recibieron la banda que las acredita como falleras mayores de la ciudad. En sus caras, una amplia sonrisa denotaba la felicidad que sentían por haber sido escogidas como las máximas representantes de las fiestas josefinas.

Martina Gimeno tiene 11 años y representa a la falla Diana, comisión de la que también salió el pasado año la fallera mayor infantil de Dénia. La pequeña estudia 5º de Primaria en el colegio Sagrado Corazón-Hermanas Carmelitas. Estaba con su familia, con los cargos del pasado ejercicio de su falla y con su yaya cuando ha recibido la llamada. Según ha explicado, aún no se lo acababa de creer. Estaba muy contenta pero quien más se había emocionado en su casa era Juan Céspedes, su presidente. De su compañera de aventura ha destacado que era «muy guapa y muy simpática».

T. C.

Lo que más le gusta de las fiestas josefinas son «la presentación, la cremà y tirar cohetes durante los días de la plantà».

Su madre fue fallera mayor de la ciudad en 2002 y ya le ha dado algún consejo, según ha reconocido. «Me ha dicho lo disfrute y que pasa volando», ha comentado Martina.

Junto a ella estará la joven Safir Malonda, de 23 años y perteneciente a la falla Darrere del Castell. Es biotecnóloga y está acabando un máster en biotecnología molecular y celular de plantas. Ella ha vivido junto a su comisión y su familia esos momentos de nervios mientras esperaba para saber si era la elegida. Y finalmente su sueño se ha cumplido.

Para Safir, este cargo supone «mucha responsabilidad», pero tenía muchas ganas de ser la afortunada. De Martina ha dicho que era «una niña muy risueña y muy guapa». Lo que más le gusta de las fallas es «ver como van creciendo los monumentos y la ofrenda, que es un momento muy emotivo».