La reina de Inglaterra premia el trabajo de la presidenta de Help Dénia y Marina Alta

Imagen de la residente británica Candida Wright. / LP
Imagen de la residente británica Candida Wright. / LP

Isabel II concede a Candida Wright la medalla de la Orden del Imperio Británico, que ya tienen Los Beatles, Adele o Lewis Hamilton

B. ORTOLÀ DÉNIA.

La solidaridad tiene su recompensa. Así lo entiende la corona de Inglaterra, que ha decidido premiar con la medalla de la Orden del Imperio Británico el trabajo de Candida Wright, una residente en Ondara que ha dedicado gran parte de su vida a prestar ayuda a sus compatriotas en la comarca a través de Help Dénia y Marina Alta.

Se trata de uno de las reconocimientos más importantes que puede recibir un inglés; y que ya han recibido notorias personalidades como los componentes de los Beatles, la cantante Adele o los deportistas Lewis Hamilton, Jenson Button o Harry Kane, entre muchos otros.

Candida Wright, intérprete de profesión y actualmente presidenta de Help Dénia y Marina Alta, ha estado ligada a esta asociación prácticamente desde su creación hace 35 años, «estuve en algunas de las primeras reuniones, aunque empecé como voluntaria unos años después».

El objetivo de esta asociación, explica, es asesorar, asistir y dar apoyo a los residentes británicos de la comarca, especialmente en temas relacionados con el sector sanitario. Wright lleva colaborando como voluntaria hace poco más de 20 años cuando «se habilitó un punto de información en el mostrador del antiguo hospital de la Pedrera, en Dénia». Años más tarde pasaron al Hospital Marina Salud.

Desde su creación, Help Dénia y Marina Alta ha ayudado a miles de personas, «no sólo a británicos, también otros residentes europeos que no hablan español», apunta. Además de asesoramiento y servicio de asistencia e intérpretes en el hospital comarcal, el colectivo también cuenta con una gama de equipos médicos y de enfermería que presta a las personas y familias que lo requieren, «tenemos camas ortopédicas que prestamos a las familias que tienen un enfermo en casas y lo necesitan». Pero la solidaridad de Candida no se limita al trabajo que realiza en Help Dénia y Marina Alta. «Siempre he intentado ayudar a la gente», reconoce esta británica que ha vivido más de media vida en la Marina Alta porque «a mi padre le salió una oferta de trabajo aquí y cuando tenía 13 años nos venimos a vivir». En la comarca ha hecho su vida, aquí se casó con un madrileño y tuvo a sus dos hijos.

Actualmente también coordina el grupo de teatro de Alcalalí 'Careline Theatre', otro proyecto solidario que destina la recaudación de las obras a asociaciones y entidades como la Fundación Fontilles.

Esta dedicación a otras personas le valió a Wright el reconocimiento 'Point of light' de manos de la primera ministra británica. Se trata de un galardón que reconoce el trabajo del voluntariado.

El próximo 16 de mayo Candida Wright asistirá a la última de las ceremonias que la Casa Real ha organizado este año para hacer entrega de las distinciones a los premiados. El acto tendrá lugar en el Palacio de Buckingham. Hace unas semanas recibió la acreditación para poder acceder. «Me llegó un cartón rosa con las siglas BP y al principio no caí, pensé que era de British Petroleum», confesó.

Uno de los miembros de la familia Windsor será el encargado de hacerle entrega de la distinción, «puede ser el príncipe Carlos, el heredero al trono Guillermo o la reina Isabel II», aunque Candida reconoce que le haría «mucha ilusión» que se lo entregase la actual monarca.