El PSPV dianense se desmarca y evita empezar la pegada de carteles con los otros partidos

El PSPV fue el gran ausente en el inicio de pegada de carteles junto al Centro Social. / Tino Calvo
El PSPV fue el gran ausente en el inicio de pegada de carteles junto al Centro Social. / Tino Calvo

La concordia reina en el inicio de campaña en Xàbia, con todas las formaciones juntas a medianoche para una foto ante el Consistorio

R. G./B. O. DÉNIA.

El PSPV de Dénia se desmarcó en el inicio de la campaña electoral y evitó comenzar junto al resto de formaciones, que se habían dado cita junto al Centro Social para empezará allí a pegar los carteles. Los socialistas optaron por acudir primero a la zona del colegio Vessanes. De esta forma se convirtieron en los grandes ausentes de la foto de familia que se hicieron los candidatos. Tampoco estuvo la líder de ARA Dénia.

La campaña arrancó con un ambiente muy cordial entre los siete partidos que sí acudieron en primer lugar al Centro Social. Los candidatos del PP, María Mut; Ciudadanos, Sergio Benito; Compromís, Rafa Carrió; Podem, Alex Rodenkirchen; Gent de Dénia, Mario Vidal; Félix Redondo, Vox; y Jovana Balaguer, EUPV, posaron juntos en una atmósfera muy distendida. Y en la parte central estaban codo a codo los cabezas de cartel de Podemos y Vox.

Todos los presentes, excepto Podem, siguieron el tradicional método de la cola para enganchar sus carteles, mientras que Rodenkirchen prefirió graparlos.

La concordia también reinó en la pegada de carteles de Xàbia. Los candidatos de las seis formaciones que concurren habían pactado una foto delante del Ayuntamiento. Tras saludarse, mantuvieron una breve charla y posaron juntos. Después se reunieron con sus compañeros ante el Mercat Municipal. Allí empezaron a pegar carteles. Tras colgar el primero, la reacción en los seis partidos fue la misma, un fuerte aplauso para dar impulso al candidato.

El PSPV, que en los anteriores comicios arrasó, cedió algunos espacios a otros partidos. Como anécdota, Ciudadanos, que compartía paneles con Compromís, al hacerse la foto tapó sin darse cuenta a su candidato y se retrató con las siglas de la competencia.