Los propietarios del Marjal, contentos y recelosos ante el inicio de la reparcelación

Terrenos del Marjal Pego-Oliva. / B. O.
Terrenos del Marjal Pego-Oliva. / B. O.

La Comunidad de Regantes de Pego teme que los resultados de las elecciones autonómicas entorpezcan el tan esperado proceso

B. O. PEGO.

El anuncio del inicio, en abril, de la primera fase de la reparcelación del Marjal de Pego-Oliva ha sido bien recibida por los propietarios de la localidad. Aunque también existe una pequeña incertidumbre y recelo sobre el proceso, especialmente en los plazos y el éxito final de la iniciativa. La gran mayoría cree que se trata de una actuación «histórica, pues se cumple con una reivindicación que iniciaron nuestros padres y también abuelos».

Apuntan que con este proyecto «se conseguirá que todos puedan ser remunerados por el uso de sus tierras». Aunque muchos no las tienen todas consigo, «hay voluntad, pero las dificultades serán máximas porque habrá gente que no dispone de la documentación necesaria para acreditar que tiene propiedades». Una problemática que tanto desde el ejecutivo pegolino como desde la Conselleria han asumido. «Será un proceso complicado y largo, pero creemos que es necesario iniciar cuanto antes», comentaron desde el ejecutivo pegolino.

A los propietarios también les preocupa que los resultados de las inminentes elecciones autonómicas entorpezcan este proceso. Así lo reflejó el presidente de la Comunidad de Regantes, Ferran Alemany. «Ahora hay voluntad por hacer las cosas bien, esperemos que el futuro gobierno quiera proseguir con este proyecto», apuntó. Alemany recordó que los regantes llevan semanas trabajando en la misma línea que lo hará el Consell a partir de abril. Según explicó, están recibiendo a propietarios que quieren saber quién está trabajando sus tierras, «hasta el momento hemos abierto tres tardes y hemos conseguido informar a una docena de personas».

El presidente de los regantes comentó que el cometido que están desempeñando está limitado por la Ley de Propiedad Privada, «nosotros no disponemos de un listado de los propietarios, no podemos acceder a él, por lo que debemos esperar a que los dueños de las tierras vengan a pedirnos ayuda para localidad a los productores que están labrando en sus campos». De hecho, añadió, han puesto anuncios a través de los medios locales para informar a los vecinos.

Ante esta limitación, el presidente de los regantes remarcó la importancia del cometido que va a iniciar la Generalitat Valenciana, pues «ellos tienen acceso a mucha más información que nosotros». Apuntó además que seguirán con este servicio de ayuda a los vecinos «siempre que no se solapen funciones, desde la Comunidad de Regantes haremos lo que esté en nuestras manos para ayudar».