El Plan General Estructural y las peatonalizaciones centran el debate de los candidatos de Dénia organizado por el empresariado

Debate de candidatos de Dénia./Tino Calvo
Debate de candidatos de Dénia. / Tino Calvo

El líder socialista y alcalde de la ciudad se ha sentido molesto en algunas fases cuando le han recriminado que el Plan Confianza era del PP

R. GONZÁLEZ

El Plan General Estructural (PGE) y las peatonalizaciones han centrado esta tarde el debate de los candidatos de Dénia organizado por el empresariado de Multisecma. Un acto que ha tenido lugar en la Casa de la Paraula de Baleària Port, que se ha llenado para escuchar a los representantes de los nueve partidos que concurren a las elecciones municipales del 26M exponer su propuesta en torno al urbanismo, la economía y las infraestructuras.

El PGE ha suscitado divergencias de opiniones. Por un lado, María Mut (PP), Sergio Benito (Ciudadanos), Mario Vidal ( Gent de Dénia) y Félix Redondo (Vox) han defendido la necesidad de un documento de consenso, con participación. Mut ha remarcado que Dénia puede quedarse con un «planeamiento cero» y ser una ciudad sin ley si los tribunales tumban las Normas Urbanísticas Transitorias, contra las que se han presentado varios contenciosos y que el propio Ayuntamiento ha recurrido. Sobre esta cuestión, Benito ha incidido que en ese caso, se produciría un «caos» con importantes consecuencias económicas y que el culpable de ello sería el actual ejecutivo de socialistas y valencianistas.

Mario Vidal ha remarcado la importancia de comenzar a trabajar en un PGE a gusto de la sociedad y para ello se debe consensuar con todos los agentes sociales. Y el alcaldable de Vox tendió la mano de su partido para conseguir «un plan en el que estemos de acuerdo todos». Mientras que Angels Fornés (número cuatro de EUPV) ha subrayado que hay aspectos «cogidos con pinzas» y que «hace falta un trabajo más exhaustivo».

Por su parte, el líder del PSPV y alcalde, Vicent Grimalt ha defendido el trabajo desarrollado para sacar adelante el documento, aprobado por pleno y remitido a la conselleria. Y ha asegurado que era un planeamiento participado. Su socio de gobierno, Rafa Carrió (Compromís), ha defendido su apuesta por una Dénia sostenible, para las personas y un urbanismo que mejore la calidad de vida de los ciudadanos. Según ha dicho, eso implica «peatonalizar zonas de interés», previo estudio.

Alex Rodenkirchen (Podemos) ha recordado el apoyo de su formación al PGE y ha insistido en que no se trata de un pormenorizado. Patricia Miñana (ARA Dénia) ha remarcado que lo importante es que haya un estructural, que contemple un porcentaje alto de suelo protegido y que se haga pensando en los ciudadanos.

En cuanto a la peatonalización, varios partidos se han mostrado favorables, aunque algunos han incidido en la necesidad de mejorar los accesos a la ciudad y proporcionar a los ciudadanos espacios de aparcamiento antes de proceder a tomar esa medida. Mut ha recordado que en algunas zonas vive gente mayor que está preocupada por cómo podrá acceder o ir su familia a recogerla. Y la representante de EUPV ha indicado que el casco urbano está congestionado y que es favorable a peatonalizar, permitiendo el paso a determinados vehículos.

En materia de infraestructuras, el tren Gandia-Oliva-Dénia, la autopista AP-7 y la reversión de la sanidad han copado buena parte del tiempo. Pese a coincidir en que la conexión ferroviaria es importante, algunas formaciones han admitido que es complicado al no ser competencia municipal y han reclamado que primero es necesario que la comarca aclare y consensúe las paradas para que todos unidos tengas más fuerza a la hora de reivindicarlo. Redondo incluso ha comentado con amargura que «el tren no va a venir». Grimalt se ha invitado a los portavoces de los partidos, en caso de ganar, a ir todos juntos a Madrid para ver cómo está el proyecto.

El líder socialista se ha sentido molesto en algunas fases del debate, cuando le ha recriminado al PSPV que los proyectos que vendía como logros de esta legislatura eran del Plan Confianza del PP y cuando le han recordado que, a pesar de haber hecho bandera de la reversión de la sanidad y prometido su partido en la Generalitat que estaría antes de acabar la legislatura, no se ha cumplido la promesa.

En el apartado de propuestas, Vox ha abogado por construir residencias para la tercera edad y guarderías, además de potenciar las fiestas de Moros i Cristians, las Fallas y los bous a la mar. Rodenkirchen ha explicado que Podem tiene 100 medias importantes y 15 urgentes. Mario Vidal ha reivindicado más inversión en servicios y limpieza en el extrarradio, una segunda residencia y un segundo hogar del jubilado.

Vicent Grimalt ha destacado como grandes propuestas el campus universitario y desdoblar la carretera de Les Marines. Patricia Almiñana ha defendido una mayor participación de la población en las decisiones a través de asambleas participativas. Angels Fornés ha hecho hincapié en remunicipalizar servicios e intentar «buscar el residuo cero». Por su parte, Rafa Carrió ha remarcado que las personas son el centro de las políticas de Compromís. María Mut ha destacado como uno de los grandes proyectos la reurbanización del paseo del Saladar.

Temas

Dénia