Pego advierte del aumento de jabalíes en sus carreteras

Un ejemplar de jabalí muerto tras un accidente de coche en el término municipal de Pego. / LP
Un ejemplar de jabalí muerto tras un accidente de coche en el término municipal de Pego. / LP

La Policía Local asegura que todas las semanas reciben más de un aviso por accidente con estos animales y recomienda reducir la velocidad

B. O. PEGO.

«Hay que poner máxima atención a la carretera porque la probabilidades de chocar contra un jabalí han aumentado considerablemente en los últimos años». Con este mensaje alertan desde la Policía Local de Pego a los conductores que circulan de noche por las vías CV-700 entre Pego y El Verger; y la CV715 que une la localidad pegolina y Oliva.

Según indican en los últimos años se ha incrementado el número de accidentes así como los testimonios de conductores que se han visto las caras con jabalíes mientras conducían por estos viales. Por el día duermen por las zonas más montañosas. Muchos cazadores y vecinos aseguran haber visto numerosos ejemplares en zonas como la urbanización fantasma de Penya Roja. Por las noches bajan hasta la Marjal en busca de agua y deben cruzar la vía, poniendo en una situación complicada a los conductores.

Según apuntan desde el cuerpo policial, «no hay semana que no recibamos aviso de algún accidente por colisión con estos animales». Por suerte, explican que la mayoría de incidentes son menores «se trata de algún golpe en un lateral del vehículo, porque los conductores pueden esquivar al jabalí a tiempo».

Es habitual que en estos casos tan sólo sea un animal el que pasa en ese momento por la carretera. Pero en otras ocasiones se pueden cruzar varios, incluso una manada entera formada por algunos ejemplares mayores y jabatos. Cuando se da esta situación, apuntan desde los servicios de seguridad, «el daño en el vehículo suele ser mucho más grave, incluso puede traer consecuencias graves para los viajeros».

Para evitar el choque con animales, desde la Policía Local instan a los conductores circular a velocidades más reducidas, «hay que extremar la precaución, ir más lento puede evitar una tragedia».

En el caso de vérselas con ejemplares de puercos salvajes, advierten que es «mejor no dar ningún tipo de volantazo, tan sólo intentar frenar si para que el impacto sea menor». Si llega a producirse un accidente apuntan, además, que lo más importante es «llamar a la policía y parar el coche en una zona segura con las luces intermitentes puestas y no bajar del coche hasta que lleguen los agentes de seguridad».

Fotos

Vídeos