OTRA VEZ NO

ISABEL FERRANDO

No hay generación que no haya echado pestes de la generación posterior. Ha pasado así en toda la historia de la humanidad, hasta el punto que incluso los grandes pensadores del pasado ya criticaron en su momento la desidia los jóvenes de su época, en plan: «no respetan a los mayores»; «desobedecen las leyes»; «la moral está decayendo», etc.

Parece que no recordamos ya que fuimos jóvenes, y que posiblemente las chotadas que hicimos en su momento escandalizaban también a los que habían olvidado entonces que ellos fueron asimismo jóvenes.

No obstante, hay un par de cosas que sí me están preocupando cada vez más. La generación a la que pertenezco puede que fuera la última en conocer los estragos que causó la heroína allá por los años 80. Incluso en las pequeñas y plácidas poblaciones de la Marina Alta, todos vimos con nuestros propios ojos lo que sucedía a las personas que por el motivo que fuera caían en esa espiral y morían en ella. Los 'yonquis', a quienes nuestros ojos infantiles miraban con miedo y repulsa, estaban enfermos, demacrados, sucios y eran muy agresivos. La sociedad logró poner cierto remedio, perdiendo a valiosísimos jóvenes por el camino y desgarrando a familias enteras. Aquello no discriminaba: cayeron por igual ricos que pobres, listos que idiotas. Los pocos que se recuperaron de la adicción, aún hoy padecen secuelas. Quienes generacionalmente nos siguieron a nosotros, no lo han visto. Han oído, sí, lo que puede pasar. Les han explicado, sí, los riesgos. Pero no lo han visto con sus propios ojos. Esta semana, una amiga me contaba que se está detectando un repunte en el consumo de heroína en la zona. Aunque no he dudado de la veracidad de sus palabras, he hecho una búsqueda documental al respecto, y la verdad es que cada vez se detectan mayores entradas de esta droga en España. Hoy tenemos la gran suerte de disponer de una Unidad de Conductas Adictivas (UCA) en la comarca, en los 80 esto no existía. Si lo necesitan, vayan. Y si conocen a alguien que pueda necesitarlo, infórmenle.