Ochenta animalistas se manifiestan en Dénia para reclamar que se eliminen los bous a la mar

Los manifestantes en contra de los bous a la mar recorrieron la calle Marqués de Campo exigiendo en fin de estos festejos. / Tino Calvo
Los manifestantes en contra de los bous a la mar recorrieron la calle Marqués de Campo exigiendo en fin de estos festejos. / Tino Calvo

Personas de varias nacionalidades exigieron el fin de este festejo al considerar que es una «práctica arcaica» y un «acto cruel»

A.COBOS DÉNIA.

A solo un día de la última entrada de toros de las fiesta de la Santíssima Sang, alrededor de 80 animalistas se manifestaron ayer por la tarde en Dénia para reivindicar el fin de los bous a la mar. La marcha se inició en la calle Marqués de Campo y recorrió el centro de la ciudad hasta llegar al final de la explanada Cervantes, no muy lejos de la plaza de toros.

Este acto, convocado por numerosas asociaciones animalistas, reivindicó en español, francés e inglés que la «tortura de toros no es cultura española». Carteles con lemas como 'Bous a la mar, acte criminal', 'Bous vius i lliures' o 'Tortura no es arte ni es cultura', y otros con mensajes similares en inglés o alemán se podían leer en las diferentes pancartas que portaban los participantes en la protesta.

El manifiesto que se pudo escuchar durante toda la manifestación esgrimía que no se puede «explotar y maltratar animales por la diversión de unos pocos». Además, tildaba los bous a la mar de «una práctica arcaica que tiene que parar» y un «acto cruel» y aseguraba que «no es una fiesta de cultura sino una costumbre trasnochada de la Edad Media».

Durante la marcha también se denunció que los animales «son obligados a participar en algo que les hace sufrir por entretenimiento turístico». Asimismo, los participantes aseguraron que los toros eran hostigados y que en ediciones anteriores habían sufrido «muertes por ahogamiento» e infartos por estrés, desgarre muscular y golpes de calor.

Representantes del Pacma manifestaron que «los animales no deberían ser usados para el disfrute humano». Dignidad Animal subrayó que «España no es un país que quiera maltrato y tortura» e hizo un llamamiento a los políticos que «están permitiendo el maltrato animal» para que acaben con ello.

Los manifestantes también reivindicaron una «cultura con conciencia» y unos «toros vivos y libres». Además, protestaron por el uso de fondos públicos para financiar este tipo de prácticas.

En la protesta tomaron parte dos representantes de los quintos de Dénia, que reconocieron que era «partidarios de las fiestas, pero no de la tortura animal». También los festeros de este año expresaron su disconformidad ante el predominio de actividades taurinas en el programa de fiestas de la ciudad, que, según dijeron, «se resume en toros». Así, abogaron por una oferta cultural más amplia «para todos y todas».

Además, los animalistas abogaron por el fin de la tauromaquia en general y recordaron la abolición de algunos festejos taurinos que se había producido en los últimos años en España.

Los bous a la mar de Dénia fueron declarados Fiesta de Interés Turístico Nacional en el 1993. En los últimos años, se ha sucedido el debate respecto al sufrimiento del animal y si se debería dejar de celebrar.

Por parte de los animalistas, se ha planteado esta cuestión a las autoridades en diversos plenos. Asimismo, se han llevado a cabo debates en los que se han visto representadas ambas posturas.

Cabe recordar que el pasado domingo un centenar de defensores de los bous a la mar se concentraron en la misma plaza de toros, poco antes de la sesión de tarde.

Estas dos reivindicaciones no serán las únicas de estas fiestas. Los animalistas han convocado para hoy una concentración para exigir otra vez la abolición de los bous a la mar. La cita está programada a las once la calle en Marqués de Campo.

Más

Fotos

Vídeos