La «normalidad» marca el primer día con NUT en Dénia y la edil afirma que el PGE «casi casi está»

Vista panorámica desde lo alto del edificio de la nueva biblioteca de Dénia en el que se observan las azoteas de la ciudad. / Tino Calvo
Vista panorámica desde lo alto del edificio de la nueva biblioteca de Dénia en el que se observan las azoteas de la ciudad. / Tino Calvo

Constructores y empresas afines recalcan que se vislumbra un panorama «mejor» pero están «preocupados» por el futuro de las normas

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La primera jornada en la que entraron en vigor las Normas Urbanísticas Transitorias (NUT) que ponían fin a la ausencia de planeamiento en Dénia se desarrolló ayer con total «normalidad» en el departamento de Urbanismo de la capital de la Marina Alta. Así lo reconoció la concejal de Territorio, Maria Josep Ripoll, y recalcó que se trataba de una medida provisional ya que la solución llegará con el Plan General Estructural (PGE) que «casi casi está».

Ripoll señaló que de momento no se ha notado ninguna diferencia reseñable en cuanto a las peticiones de licencias ahora que la ciudad dispone de un marco urbanístico. «Ha habido el movimiento habitual de un viernes», recalcó. Aunque eso no significa que en las próximas semanas no vaya a producirse un aumento de solicitudes de permisos.

Respecto a esta nueva situación, la edil subrayó que ahora Dénia dispone de un «documento de mínimos que da un poco más de seguridad jurídica, pero no se trata de un planeamiento». Además, insistió en que la respuesta la proporcionará el estructural.

En ese sentido, la responsable de Territorio detalló que en la información pública de los cambios en la versión preliminar del PGE que ha finalizado recientemente «hemos recibido 40 alegaciones». Ahora están estudiando esos documentos para darles una respuesta y elaborar la «versión definitiva» que luego se llevará a pleno para su aprobación y posterior remisión a la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.

La concejal no fue la única que valoró ayer la puesta en marcha de las NUT. El presidente de la Asociación de Constructores y Empresas Afines de Dénia (Acead), Antonio Vargas Zurita, comentó que «ya era hora» de que la ciudad recuperara un marco legal tras el limbo urbanístico del último año y medio. Según reconoció, están contentos por disponer de unas normas que esperaban con impaciencia, pero al mismo tiempo mostró su «preocupación» por el futuro de las NUT.

En su opinión, se vislumbra un panorama «bastante mejor» una vez en vigor, aunque puntualizó que espera que duren y no se produzcan contingencias. Vargas expresó el temor ante la posibilidad de que los tribunales intervengan debido a la «desclasificación de suelo» que se introdujeron en los últimos momentos antes de su aprobación y que por eso tumben esta nueva normativa, algo que ya sucedió con los anteriores planeamientos de la ciudad.

Por su parte, la Plataforma Cívica de Dénia (integrada por empresarios, comerciantes y la Federación de Asociaciones de Vecinos) también dejó patente su «alivio» tras la entrada en vigor del nuevo marco urbanístico. Una de sus integrantes y presidenta del Cercle Empresarial de la Marina Alta, Sonja Dietz, hizo hincapié en que «hemos luchado para que saliéramos de la oscuridad y por fin tenemos el documento, que es una base legal para trabajar y para que se recupere la actividad económica». Según remarcó, no solo beneficiará a los constructores, también las empresas afines, los alojamientos turísticos y los emprendedores que querían abrir nuevos negocios.

Asimismo, confirmó, como ya adelantaba ayer LAS PROVINCIAS, que han solicitado a la presidencia de la Generalitat y al alcalde de Dénia que se abran comisiones de investigación para esclarecer «las irregularidades que se produjeron justo antes de la aprobación de las NUT, con extraños cambios en planos y documentos y una desclasificación de suelo». Según dijo, darán un plazo prudencial para recibir una respuesta. Y si no la obtienen, acudirán al Síndic de Greuges y adoptarán otras medidas.

La Plataforma incidió en que «como resultado de todo este incoherente y gravoso 'modus operandi', nos encontramos con unas normas vulnerables y con un Plan Estructural que agoniza en su huida hacia el abismo del fracaso». También auguró que Dénia deberá empezar de cero en el tema del PGE si no se ratifica en unos meses, ya que en agosto caducará la fase ambiental.

Más