«Necesitamos que haya más gente que quiera colaborar con nosotros»

El nuevo presidente de Cruz Roja tras la entrevista. / Kevin Carrió
El nuevo presidente de Cruz Roja tras la entrevista. / Kevin Carrió

Eduardo de la Morena, presidente de Cruz Roja de Dénia, asegura que su objetivo es estar al lado de las personas para ayudarlas

B. ORTOLÀDÉNIA.

Tras una vida dedicada a la medicina como cirujano, sin dejar nunca su faceta solidaria, Eduardo de la Morena ha decidido emprender una nuevo reto, dirigir Cruz Roja Dénia.

-¿Cuál era su relación con Cruz Roja antes de asumir la presidencia?

-Me jubilé hace dos años y me ofrecí para echarles una mano en lo que necesitasen. Me asignaron la dirección del grupo de desarrollo organizativo que consiste en planificar estrategias y procedimientos de todo lo que se va a desarrollar durante todo el año. También he estado trabajando como referente de salud, una línea sobre la prevención en personas de edad avanzada, o colaboración informativa en colegios, por ejemplo.

-¿Cómo llega al cargo de presidente?

-Cada cuatro años se renueva la cúpula de Cruz Roja, tanto desde ámbito nacional como los departamentos locales. Aquí se inicia el procedimiento nombrando al nuevo comité local, éste es quién avala la propuesta de los posibles futuros presidentes. Yo fui el único que se presentó. Quería mantener esta línea de trabajo y estrategia realizada estos años y el organizativo pensó que era buena idea presentarse.

-Cuando asumió el cargo dijo que su intención era modernizar la institución, ¿cómo lo va a hacer?

-Aquí casi siempre se ha trabajado a demanda de lo que iba ocurriendo, que si hay que hacer playas, vigilancia en fiestas, etc. Ahora, queremos es planificar toda la actividad; sabemos que tenemos un histórico de que año a año van ocurriendo problemas de los que nosotros podemos ayudar. Tener un planning de actuación y trabajo, asemejarse a la metodología de una empresa.

-¿Cuáles son los principales objetivos a cumplir durante su mandato?

-Nuestro objetivo fundamental es estar a lado de las personas para ayudarlas en aquello que necesiten. Nosotros somos complementarios a la actividad que se suele hacer por parte de las instituciones. Hay algunas cosas que no llegan y debemos estar en posición de ayudar, tenemos una oficina de empleo en la que damos cursos de formación, les ayudamos a presentar curriculums. Tenemos mucha actividad, un servicio de acogida a la mujer, otra de tratamiento para las familias más desfavorecidas, ayudando por ejemplo en el refuerzo de estudios para los niños.

-¿Y las principales necesidades de Cruz Roja?

-Cruz Roja funciona sobre todo por la efectividad de los voluntarios. Lo primero que necesitamos es que haya más gente que quiera colaborar con nosotros. Hay tareas que tan solo requieren la presencia de las personas, como acompañar a una persona mayor a su domicilio cuando lo necesite. Además de personal, se necesitan recursos porque en algún momento es necesario cambiar ambulancia y otro material para desarrollar el trabajo.

-Ahí entrarán en juego las instituciones públicas como el Ayuntamiento, ¿ayudan suficiente?

-Creo que deberían implicarse un poco más a la hora de colaborar con nosotros. Tenemos por ejemplo un equipo de playas de cerca de cien personas muy bien formadas, es un gasto importante de dinero. Hay que recordar también que además de playas, prestamos otros muchos servicios como la ayuda a personas que lo necesitan, cursos de formación.

-Y la sociedad, ¿está suficientemente implicada?

-Tenemos una buena penetración en la sociedad donde nos movemos. No hay que solicitar solamente la implicación económica. Debemos de ser capaces de atraer más gente, especialmente jóvenes, conseguir que vayan entrando en la Cruz Roja, a través de los programas juveniles, de medio ambiente, etc. Hay que apostar por los más jóvenes, porque serán los que deban mantener Cruz Roja, pensar que los cargos no deben ser eternos, que hay que renovarse continuamente.