El Mercat de Dénia rompe las previsiones y en sólo unas horas vende 40 kilos de gamba roja

El chef Miquel Ruiz, ayer, durante el 'showcooking' en el Mercat de Dénia en el que mostró cómo preparar diferentes pescados. / Tino Calvo
El chef Miquel Ruiz, ayer, durante el 'showcooking' en el Mercat de Dénia en el que mostró cómo preparar diferentes pescados. / Tino Calvo

La organización encarga una cantidad similar de este crustáceo para poder afrontar el resto de la campaña de promoción del pescado

R. GONZÁLEZ

El Mercat de Dénia acogió con gran éxito el primer día de la campaña para promocionar el pescado que se vende en sus puestos y que tuvo como estrella a la gamba roja. Durante tres días se oferta un cuarto de kilo de este emblemático crustáceo hervido a nueve euros y tan buena fue la acogida de esta inicia que se rompieron las previsiones iniciales. En principio contaban con 40 kilos en total para todos los días, pero en solo unas horas agotaron todas las existencias.

Paula Febrer, una de las pescaderas, destacó que se vendió todo muy rápido. «Las han traído y casi se han ido al mismo tiempo», aseguró. De hecho, a las ocho de la mañana ya había clientes preguntando por la promoción preparada para la campaña de San Valentín que ayer arrancó. Según comentó, «la gamba siempre es llamativa y más a ese precio».

Este agradable imprevisto ha obligado a los organizadores a encargar una cantidad similar para poder afrontar los dos días que quedan de campaña. Así lo reconoció en concejal de Mercados, Javier Scotto. Además, anunció que han decidido limitar la cantidad que cada cliente puede adquirir en su compra, que será de un cuarto de kilo. De esta forma, desean que un mayor número de personas pueda degustar este apreciado producto y evitar que algunos acaparen demasiado.

Ante el gran éxito, han decidido limitar a 250 gramos la cantidad que cada cliente puede comprar

Como complemento a esta iniciativa, hay tapas a 2,5 euros, que incluyen media docena de gambas rojas hervidas y una bebida. Durante la mañana se registraron colas para hacerse con este delicioso bocado. Según Scotto, se repartieron alrededor de 250 raciones. También en este caso se va a poner desde hoy un tope de dos tapas por persona.

Otro de los grandes atractivos de la jornada fue el 'showcooking' a cargo de Miquel Ruiz, el chef del Baret de Miquel. El cocinero mostró al numeroso público que se dio cita en el Mercat diferentes propuestas culinarias con los productos de los puestos de pescado como protagonistas. Ofreció recetas sencillas con diferentes variedades al alcance de todos los bolsillos combinadas con verduras de la zona.

Entre los platos que elaboró ante la atenta mirada de los asistentes estaba una berenjena a la llama con turrón a la piedra, bonito y melva. Su secreto, explicó, está en lavar los pescados en agua de mar y «cocinarlos» en sal gruesa de 15 a 20 minutos. Además elaboró una creativa coca de arroz a banda aderezada con un alioli con algas. También mostró cómo cortar la caballa y prepararla con una salsa que «siempre va conmigo» y que consiste en mezclar a partes iguales aceite de oliva, soja y aceite de sésamo tostado.

Miquel Ruiz remarcó que si hay un pescado que representa a la Marina Alta es el 'furó', que elaboró acompañado de tomate seco, habitas, cebollitas asadas, boniato, calabaza, hinojo marino, pulpo y piñones. Asimismo, enseñó a hacer una fritura saludable de boquerón, a presentar una fusión de boniato con pulpo, a elaborar una curiosa versión valenciana del ceviche y a sorprender con una singular copa de fresas con nata en la que había bonito, erizo y el caldo de una lata de berberechos.

Sus propuestas asombraron al público. Los asistentes se mostraron encantados por las ideas que había dado el chef para aprovechar los recursos de la zona. Y alegría se incrementó al poder degustar al final los platos. Por su parte, Miquel Ruiz reconoció que no esperaba que tanta gente acudiera a la demostración, y añadió que le habría gustado que fueran más jóvenes.