«Con el material realizamos una función vital»

Uganda no es un país tan pobre como otras zonas de África y está preparada para recibir la trasmisión de tecnología y del conocimiento que le van a requerir tiempos futuros. En este sentido, el equipo de la misión agradece al Hospital de Dénia el material fungible y pequeño aparataje donado, ya que, según el doctor Luis Santos, «con él realizamos una función vital». El pediatra explica que «el aspirador que llevamos fue utilizado de inmediato en la primera intervención quirúrgica que se practicó». Para dejar constancia de su reconocimiento durante su trabajo en Uganda llevaron puestas las casacas que el Servicio de Pediatría usa en el Hospital de Dénia. Y así «nos convertimos en una extensión del servicio de pediatría a miles de kilómetros».