'Madama Butterfly' impregna de majestuosidad el Auditori TM

La puesta en escena de la obra 'Madama Butterfly' en el Auditori Teulada Moraira. / LP
La puesta en escena de la obra 'Madama Butterfly' en el Auditori Teulada Moraira. / LP

La representación operística dirigida por Luis Miguel Lainz contó con la actuación de la soprano japonesa Hiroko Morita

R. T.

El Auditori Teulada Moraira (TM) estrenó el fin de semana su nueva temporada escénica y el Ciclo Operístico 2019 con una nueva producción de la compañía lírica Ópera 2001 de 'Madama Butterfly'. La sala sinfónica de este espacio cultural se impregnó de majestuosidad así como de fuerza interpretativa y sonora del gran elenco de solistas, orquestas y los Coros de Hirosaki, procedentes de Japón, que dieron vida a la famosa obra del compositor Giacomo Puccini.

Con esta clásica obra arrancó la nueva programación escénica del Auditori TM que transcurrirá hasta el próximo mes de junio. Se trata de «un género muy consolidado entre los asistentes y que una vez más ha revalidado la confianza del público», indicaron desde la dirección del espacio cultural teuladino.

Los espectadores pudieron disfrutar de este espectáculo operístico en cuya dirección musical se encontraba Martin Mázik, la escénica Roberta Matelli y la artística Luis Miguel Lainz. Muchos de los asistentes comentaron tras la obra la «magnífica puesta en escena» en la que participaron cerca de cien personas entre coristas, solistas y músicos.

Tres horas de actuación que cautivaron a una sala repleta destacando las arias de los solistas más ovacionados, como la soprano japonesa Hiroko Morita en el papel protagonista (Cio-Cio-San), el tenor David Baños en el papel de Pinkerton, la mezzosoprano Junhua Hao interpretando a Suzuki y el barítono Giuliu Boschetti a Sharpless.

Parte del éxito de la ópera fueron las cuidadas producción y la escenografía, sumados a un atrezo delicado y elegante obra de Tecnoscena Napoli (Italia) que teletransportaba al espectador a una casa nipona, donde el montaje principal era un gran tatami-isla en la que se concentraba la acción despojado de ornamentos donde la luz jugó un papel esencial para potenciar el drama personal de Butterfly y con un vestuario de Sartoria Arrigo, Milán (Italia).

'Madama Butterfly' contó también con momentos impactantes y claves, así como el final dramático con una gran fuerza musical que conjugó a la perfección orquesta y solista, cautivando a los espectadores y revalidando una vez más el gran éxito y buena aceptación que tiene el género de la lírica entre los asistentes.

Tras el espectáculo de 'Madama Butterfly', el Auditori TM seguirá con el Ciclo Operístico 2019 en el mes de octubre con la ópera 'La Traviatta' de Verdi a cargo de la compañía lírica Ópera 2001.