Los jóvenes de Xàbia se ponen al frente de la lucha contra el cambio climático

Los alumnos del IES Número 1 de Xàbia durante la recogida de residuos en el Segon Muntanyar. / B. O.
Los alumnos del IES Número 1 de Xàbia durante la recogida de residuos en el Segon Muntanyar. / B. O.

Los alumnos del IES Nº 1 se unen a la iniciativa 'Fridays for future' y organizan una recogida de residuos en la zona del Segon Muntanyar

B. ORTOLÀ XÀBIA.

El futuro del planeta está en manos de los más jóvenes. Así lo creen los alumnos de cuarto de la ESO, primero y segundo de bachillerato del IES Número 1 de Xàbia quienes han decidido dar un paso adelante y movilizarse contra el cambio climático. Ayer cerca de 200 estudiantes peinaron la zona del Segundo Muntanyar para recoger todos los desechos que encontraron a su paso.

La iniciativa surgió de uno de los alumnos, Aberto Aceituno, quién a su vez se inspiró en la joven activista sueca de 16 años y candidata al los Premios Nobel, Greta Thunberg, quién consiguió que se movilizaran ayer niños de más de 100 países para apoyar una huelga escolar para denunciar los problemas climáticos que sufre el planeta.

Aunque Alberto pensó que había que poner su propia impronta en el movimiento 'Fridays for future'. Por ello, en vez de unirse a la huelga, propuso a sus profesores y compañeros realizar la limpieza de la zona costera de Xàbia, «una acción vale más que mil palabras».

Con su entusiasmo el joven xabiero consiguió involucrar a sus compañeros y al profesorado, «es una propuesta muy interesante, es un alivio saber que los más jóvenes se preocupan por el medio ambiente», apuntó uno de los profesores.

Antes de iniciar los trabajos de limpieza, el joven, junto a su compañera Candela Alaport leyeron un manifiesto ante sus compañeros y profesores. «No hace falta irse a la otra punto del mundo para ver las consecuencias del cambio climático. Aquí en España la temperatura media ha aumentado 1,5 grados, más que la temperatura media del planeta; además el nivel del mar sube cuatro milímetros por año».

Los dos estudiantes también incidieron en los problemas de medio ambiente más cercanos, los de Xàbia: «La playa del Tangó ha sido engullida por el mar. En invierno podemos alcanzar perfectamente los 25 grados, debido a esto árboles y flores empiezan a crecer o florecer antes de tiempo. Además animales como la oruga procesionaria aparecen cada vez más». Conscientes de la problemática, Alberto y Candela arengó a sus compañeros para intentar cambiar la situación: «ya no solo deben actuar los gobiernos, nosotros también, reciclando, reduciendo emisiones de CO2 o evitando ensuciar nuestro entorno natural, entre otros. Trabajando juntos y concienciados, podemos hacer un futuro mejor».

Más