Los infantiles y júniors del Dénia Básquet Club tienen el ascenso en sus manos

El conjunto júnior del Dénia Básquet que se impuso al CB Port Sagunt. / LP
El conjunto júnior del Dénia Básquet que se impuso al CB Port Sagunt. / LP

Los primeros tendrán como rival al Albubasket el sábado, mientras que los segundos cierran la liguilla ante UPB Gandia

JAVIER ZAMORADÉNIA.

Los equipos infantil y junior masculino del Dénia Básquet Club tienen el ascenso en sus manos. Los infantiles vencieron al 26 a 53 al CB Tavernes. Una buena primera parte jugada con mucha intensidad y alto ritmo les condujo prácticamente a sentenciar el encuentro al descanso, al que llegaron con una ventaja de veintiséis puntos.

El equipo, sin embargo, bajó su nivel de juego en la segunda parte, lo que permitió a los locales entrar en juego. A partir de ese momento el enfrentamiento resultó mucho más competido, si bien nunca peligró el resultado final.

El próximo sábado, a las 10.30 horas, los infantiles tendrán la oportunidad de sentenciar el ascenso en el pabellón Joan Fuster. Se enfrentará en casa al Albubasket, en un choque con la primera plaza del grupo en juego. De no conseguir la victoria, tendría que disputar el siguiente miércoles el cruce entre segundos clasificados de grupo, posición que ya tiene asegurada salvo sorpresa.

Por su parte, los júniors se impusieron al CB Port Sagunt por 52 a 62. Los dianenses sumaron su segunda victoria en esta Fase de Ascenso a la máxima categoría autonómica. En esta ocasión mostraron un juego muy irregular en un pabellón de reducidas dimensiones y con más grados de temperatura de los deseados. Su rival se jugaba sus opciones de seguir soñando con el ascenso y jugó un partido muy serio, apretando desde el principio en defensa. Al Dénia Básquet le costó cogerle el ritmo al encuentro, pero gracias a la constancia y la aportación de todos los jugadores consiguieron una renta suficiente que luego defendieron hasta el final del encuentro.

La victoria les conduce a un tercer y ultimo partido de esta liguilla frente a la UPB Gandia, que también llega invicto a este choque. El vencedor jugará esta temporada entre los mejores equipos de la Comunitat Valenciana de la competición júnior masculina.

Por otro lado, el equipo alevín masculino perdió ante el CB Escolapias por 51 a 62. El partido estuvo igualado en sus dos primeros periodos. En el tercero y cuarto, Escolapias mantuvo quintetos en pista capaces de mantener el ritmo de juego y de aumentar su intensidad defensiva, lo que se tradujo en muchas rápidas transiciones a su favor que abrieron brecha en el marcador. Eso puso cuesta arriba el que los dianenses mantuvieran vivas sus opciones de victoria.

Pese a esto, el equipo no dejó de creer nunca en la remontada y en los últimos dos periodos, de los seis previstos en esta categoría, lograron recortar mucho las diferencias. De esa forma entraron de nuevo en partido, pero el rival supo mantener la calma y conservar la ventaja.

En cuanto al equipo cadete, cayó ante la UPG Gandia por 56 a 37 en un choque donde les faltó fluidez y frescura en ataque y no pudieron compensar esa falta de producción ofensiva con efectividad en defensa. Lo mejor, sin duda, fue la actitud del conjunto, siempre dispuesto a luchar sobre la pista.

El equipo cerrará el sábado a las 12.30 horas, en el pabellón Joan Fuster, su participación en esta Fase de Ascenso ya sin opciones de luchar por plaza en la categoría superior. Su rival será el CBA Godella. Partido que debe servir sin embargo para preparar la nueva temporada.