El Hospital de Dénia pone en marcha un equipo que aborda las toxicidades cardíacas

REDACCIÓNDÉNIA.

El Hospital de Dénia ha puesto en marcha un nuevo equipo de trabajo Cardio-Hematológico para el abordaje multidisciplinar de las toxicidades cardiacas que se puedan derivar de determinados tipos de tratamientos. El nuevo grupo de trabajo del Departamento de Salud de Dénia (DSD) es fruto de la colaboración entre los servicios de Cardiología y Hematología. A estos dos servicios se irán adhiriendo progresivamente todos aquellos que manejen medicamentos con potencial efecto cardiotóxico.

Según el doctor Herminio Morillas, cardiólogo responsable del proceso, y la jefa de Hematología, Andrea Varzaaru, «los avances en el tratamiento del cáncer han sido enormes durante las últimas décadas. La mejoría en la detección precoz de las neoplasias y las novedades terapéuticas han supuesto una reducción significativa y progresiva de la mortalidad de los pacientes». Sin embargo, añadió que «dicho aumento en la supervivencia también ha dado lugar a la aparición de un número cada vez mayor de complicaciones no relacionadas con el tumor, como las cardiovasculares».

La toxicidad cardiaca es un problema ampliamente demostrado con múltiples esquemas terapéuticos. Sin embargo, la evidencia científica en el manejo de los problemas cardiovasculares de los pacientes oncohematológicos es escasa. El incremento de fármacos en práctica clínica e investigación para el tratamiento del cáncer es exponencial, y la mayoría de ellos presentan cada vez más efectos a nivel sistémico, de forma muy relevante sobre el aparato cardiovascular.