La Guardia Civil detiene en Calpe a un matrimonio especializado en el hurto a ancianos

La Guardia Civil detiene en Calpe a un matrimonio especializado en el hurto a ancianos

Los arrestados cuentan con numerosos antecedentes y la mujer tiene una orden de arresto por un robo con violencia en Dénia

REDACCIÓN

La Guardia Civil de Calp ha detenido a un matrimonio tras sorprenderle infraganti cuando se disponía a cometer un delito de hurto sobre un hombre de avanzada edad en la avenida Gibraltar, mediante el método conocido como del abrazo. Este sistema se caracteriza por ejecutarse al descuido de sus víctimas, aunque los autores no dudan en emplear la violencia, si es necesario.

Los agentes, mientras se encontraban en esa avenida de la villa del Penyal, observaron cómo una mujer hablaba con un señor mayor, realizando muchos aspavientos y abrazándole repetidamente de manera efusiva y exagerada. Además, la joven le cogía repetidas veces la muñeca izquierda, haciendo movimientos bruscos y muy repetitivos. También se percataron de la presencia de un vehículo estacionado en las inmediaciones, con el motor en marcha, cuyo ocupante estaba en actitud vigilante, al parecer esperando a la mujer. Todo ello les hizo sospechar que pudiera tratarse de un posible hurto.

Ante esta posibilidad, los efectivos de la Benemérita decidieron intervenir. Interceptaron a la mujer e identificaron a la supuesta víctima, quien resultó ser un ciudadano británico de 72 años. Además comprobaron que el hombre portaba un reloj de oro, de una prestigiosa marca, valorado en 9.000 euros. De manera simultánea, otro de los agentes procedió a identificar al conductor del vehículo y descubrió que se trataba del marido de la mujer identificada.

Tras realizar las correspondientes gestiones de identificación, se comprobó que ella tenía en vigor una orden de detención por haber cometido en Dénia un robo con violencia e intimidación, en el que intentó sustraer un reloj a un hombre de 71 años, a quien le causó diversas lesiones. También le fue imputado, días antes, un delito de hurto en Moraira, igualmente sobre un anciano, a quien le sustrajo una cadena de oro con un crucifijo, valorado en 1.500 euros, hecho por el que fue detenida.

Por todo ello, se procedió a la detención del matrimonio, ambos de 32 años y de nacionalidad rumana, quienes ya contaban en su haber con numerosos antecedentes por hurtos y robos, relacionados todos ellos con el método del abrazo y cometidos en diferentes provincias del territorio nacional. Tras ser puestos a disposición de la autoridad judicial, quedaron en libertad con cargos, a la espera de juicio.