El Gobierno culpa al Ayuntamiento de Dénia y a la organización de la polémica en el remo

Deportistas de los clubes de remo de Dénia se concentraron el domingo y levantaron sus remos a modo de protesta por haberse quedado sin la prueba. / LP
Deportistas de los clubes de remo de Dénia se concentraron el domingo y levantaron sus remos a modo de protesta por haberse quedado sin la prueba. / LP

El Ministerio para la Transición Ecológica apunta que, al carecer de la documentación, no daba tiempo a emitir el informe preceptivo para autorizar la prueba

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La decisión del Club de Rem Marina de Dénia de suspender la regata prevista para el pasado domingo al no obtener el permiso del Ministerio para la Transición Ecológica está generando cierto temor entre los clubes. Desde la Federación de Remo de la Comunitat Valenciana se ha llegado a decir que esta situación «deja en el aire todas las competiciones» que organizan y «paraliza todas las actividades náutico-deportivas de la Comunitat». Sin embargo, desde el Gobierno central han querido quitar hierro al asunto y ayer incidieron en que era algo puntual. Fuentes del ministerio achacaron al Ayuntamiento de Dénia y a la organización lo sucedido.

Esas mismas fuentes insistieron en que en ningún momento se denegó ningún permiso, sino que los organizadores no aportaron la documentación necesaria para dar el visto bueno. En ese sentido, recalcaron que el Real Decreto aprobado el 22 de febrero por el que se regulan las actividades que se desarrollen en el mar establece que para es necesario un informe favorable del Servicio de Costas para las actuaciones que «se realicen en el medio marino que conlleven balizamiento o cualquier tipo de anclaje al fondo marino, sin distinción, sean eventos de un día o instalaciones de temporada de larga duración». Asimismo, hicieron hincapié en que el informe de compatibilidad es «preceptivo y vinculante» y que debe emitirse en el plazo de treinta días hábiles.

Desde el ministerio subrayaron que, desde que entró en vigor el Real Decreto, el Servicio Provincial de Costas en Alicante «ha dirigido oficio a todos los Ayuntamientos costeros» alicantinos para comunicarles la necesidad de este informe para «todas aquellas actividades, instalaciones y eventos que lleven balizamientos, o cualquier otro dispositivo flotante con anclajes en los fondos marinos». Y, además, están en contacto directo con los técnicos de los consistorios para asesorarles.

Sobre el caso concreto de la prueba de remo de Dénia, fuentes del ministerio señalaron que había cuatro alternativas, entre ellas, denegar, permitir la celebración pese a carecer de informe, «en cuyo caso se contravenía la norma», o autorizarla sin que se instalaran boyas, «solución a la que los organizadores se opusieron, ya que podía suponer un peligro para la seguridad de las vidas humanas». Por ello, al final optaron por comunicar que, al no disponer de la documentación necesaria, no daba tiempo a emitir el informe ni a dictar la autorización.

Además, insistieron en que el Ayuntamiento conocía perfectamente el nuevo requisito y que debería haberle explicado a los organizadores la necesidad de este informe de Costas, que es vinculante. Es más, recordaron que el Consistorio ya solicitado ese documento para alguna actividad. También remarcaron que la prueba de Dénia se podría haber desarrollado si se hubiera pedido con tiempo ya que la nueva norma no la impide, solo establece una «medida de precaución ambiental de los fondos marinos».

El presidente del Club de Rem Marina de Dénia, Miguel Camarena, relató ayer que solo querían poner ocho boyas y que tendrían un impacto mínimo. Primero pidieron permiso a Capitanía Marítima, que les dijo que sí, pero que también requerían del visto bueno municipal para el acceso por la playa. En el Consistorio estaban de acuerdo si Costas lo autorizaba. Por desgracia, contactaron con el servicio provincial en marzo, ya sin tiempo suficiente.

Camarena apuntó que les gustaría aclarar si en algún momento hubo un «error de interpretación». La intención, dijo, es que lo sucedido esta vez no se vuelva a repetir.

El hecho de que no se pudiera celebrar la prueba generó gran malestar entre los deportistas. Representantes de los clubes de remo de la ciudad se concentraron el domingo en aguas dianenses y levantaron sus remos a modo de protesta.

Más