Gent de Dénia pide el voto en blanco el 28-A para reivindicar el tren a Gandia

Las personas que se concentraron ayer frente a la antigua estación para reivindicar el tren. / Tino Calvo
Las personas que se concentraron ayer frente a la antigua estación para reivindicar el tren. / Tino Calvo

El partido independiente recalca que el enlace ferroviario es una «deuda histórica» del Estado y la Comunitat que siempre se saca en elecciones

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

La formación Gent de Dénia (GD) recordó ayer que la capital de la Marina Alta perdió hace 45 el tren de vía ancha de la línea con Carcaixent y que después de todo ese tiempo siguen a la espera de que la ciudad y la comarca recupere esa anhelada y largamente reivindicada infraestructura que le conecte con Gandia. En ese acto, al que acudieron vecinos y representantes de asociaciones como el Cercle Empresarial de la Marina Alta, quedó patente el malestar por las numerosas promesas incumplidas por los políticos. Por ello, el candidato del partido independiente, Mario Vidal, pidió a la población que en las elecciones nacionales y autonómicas del 28A vote en blanco y dejar así claro que quieren el enlace ferroviario.

Después de 45 años, vecinos y sinpatizantes se dieron cita frente a la antigua estación para rememorar la estampa de los últimos pasajeros que tuvo la línea a Carcaixent. Miguel Llobell, histórico de la formación, recodó que en 1884 se celebró con júbilo la llegada de ese moderno medio de transporte de la mano de la burguesía local y que el 10 de febrero de 1974 se produjo el último viaje.

Según recalcó, desde entonces se repitieron las promesas de que el ferrocarril regresaría pero los grandes partidos «nos han ninguneado», criticó. Y comparó Dénia con el pueblo de Villar del Río de 'Bienvenido Mr Marshall'. Además señaló que el Estado y la Comunitat tienen una «deuda histórica» con la comarca.

Por su parte, el candidato de GD hizo hincapié en que, debido a que las reivindicaciones no habían surtido efecto, lo mejor era pasar a la acción y darle a esos partidos «donde más les duele». Vidal invitó a los ciudadanos a lo que denominó una «insumisión electoral» para «pagarles como se merecen», con la papeleta en blanco. En su opinión, esa sería la mejor manera de demostrarles que «estamos cansados de que nos engañen».

Gent de Dénia insistió en que era el momento de plantarse y decir «basta» ante lo que consideran una tomadura de pelo, como es que cuando se acercan las elecciones, todos se acuerdan del ferrocarril. El acto finalizó con los asistentes clamando 'Volem el tren!'.

Más