La VI Fira de la Tapa de Pego tendrá un taller gastronómico para los más pequeños

Algunos de los restauradores participantes junto a la edil de Comercio y la responsable de Creama. / B. O.
Algunos de los restauradores participantes junto a la edil de Comercio y la responsable de Creama. / B. O.

El certamen culinario, que se celebra del 17 al 19 de mayo y en el que participan cinco bares, contará con música en directo y una clase de baile

B. ORTOLÀ PEGO.

La gastronomía no es sólo cosa de mayores. Así lo creen en el municipio de Pego, donde han querido hacer partícipes a los más pequeños de la sexta edición de la Fira de la Tapa. El festival culinario, que se celebrará del 17 al 19 de mayo, contará con un taller de cocina «para que niños y niñas tomen un primer contacto con los alimentos».

En esta pequeña masterclass que se celebrará el sábado 18 podrán confeccionar sus propias tapas. «Será algo básico, sin electrodomésticos grandes para que no puedan hacerse daño. Es una forma de atraer a las familias, mientras los padres degustan las propuestas de los restauradores, los niños aprenden pequeños trucos de cocina», indicó ayer Mónica Miralles, miembro de la asociación de hosteleros de la localidad.

No será la única actividad paralela a la de las tapas. Para los que no les tire lo de estar con las manos en la masa, tienen la opción de bailar con la masterclass que ofrecerá un grupo de baile.

Los restauradores esperan superar las 7.000 raciones servidas en la pasada edición

En cuanto al certamen de tapas. Se repetirá el mismo formato que el pasado año. Cinco bares del municipio, el Moss de Pego, Ca Merescal, Café Bar Arambea, Llit i Taula y Seven Pizza, serán los que participen en esta edición.

A pesar del éxito del evento, sorprende la baja participación de restauradores. Aunque aseguran que no es un dato preocupante, «algunos este año no han podido. El año pasado ya éramos cinco bares y conseguimos servir más tapas que en ediciones anteriores cuando había más participantes». El objetivo marcado, apuntaron los restauradores, es superar las cerca de 7.000 tapas y 5.500 bebidas que se sirvieron en 2018.

Cada uno de los bares ofrecerá en el Passeig Cervantes tres propuestas diferentes, a un precio de 1,50 euros la tapa. El mismo que tendrán las bebidas (vino, cerveza o agua). Este año, señalaron, «tendremos unas caldos valencianos, queríamos apostar por productos de la zona».

La Fira de la Tapa arrancará el viernes 17 a las 19 horas. El sábado habrá doble jornada, por la mañana a partir del mediodía hasta las 16 horas, y por la tarde desde las 19 horas. Mientras que el domingo tan solo habrá horario matutino.

Como en anteriores ediciones, los restauradores participarán con una de sus propuestas en el concurso a la tapa más innovadora y a la de mejor diseño. Pepe Vidal, director del Centro de Turismo de Dénia (CdT); el cocinero Evarist Miralles; y un miembro de la filà capitana de la fiesta de Moros y Cristianos del 2019, Coscolls, serán los encargados de dirimir cuáles serán las tapas premiadas. Lo tendrán difícil puesto que, año tras año, los restauradores aprovechan este certamen para presentar propuestas innovadoras, «nos sirve como escaparate para que la gente conozca nuestra cocina».

Además de con la cerveza y el vino, las tapas también maridan a la perfección con la música. El certamen contará con dos actuaciones musicales, el sábado por la tarde y el domingo por la mañana.