Las Fallas de Dénia cuentan por primera vez con un presidente de origen chino

Los nuevos presidentes que ayer acudieron a los bajos del Ayuntamiento de Dénia y en el círculo en máximo representante de París Pedrera, de origen chino. / Tino Calvo
Los nuevos presidentes que ayer acudieron a los bajos del Ayuntamiento de Dénia y en el círculo en máximo representante de París Pedrera, de origen chino. / Tino Calvo

Diez comisiones anuncian a sus máximos dirigentes y Les Roques tendrá por primera vez a una mujer al frente, Almudena Forment

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Las Fallas de Dénia, cual ave fénix, resurgieron anoche de sus cenizas tras la cremà y ya afrontan con ilusión el nuevo ejercicio. Diez de las once comisiones dieron a conocer ayer a los presidentes de 2020, que asumen el cargo. Una de ellas tendrá al frente a un joven de origen chino, algo inédito hasta ahora en la historia de estas fiestas.

Wei Chuang Wan, de 23 años, se encargará de dirigir a París Pedrera. Lleva alrededor de cuatro años en la falla. Cabe recordar que el pasado año el presidente infantil fue Yan Andrin, de origen ruso.

De momento, entre el resto de nombres de máximos responsables de las Fallas solo hay una mujer, Almudena Forment, que estará al frente de Les Roques.

Forment, de 24 años de edad, se convierte en la primera mujer en tomar las riendas de Les Roques. Para ella eso supone un «orgullo» y le llena de ilusión, aunque sabe que también va a ser «una gran responsabilidad». Pero asegura que intentará hacerlo lo mejor posible.

Lleva en la comisión desde que nació y ha dado el paso en este momento porque en 2020 hará quince años que fue fallera mayor infantil. Respecto a quién escogerá como fallera mayor, lo tiene claro, pero no lo dirá aún. En cuanto a la 'xicalla', no están decididos los cargos.

La primera comisión en acudir a los bajos del Ayuntamiento para presentar a su presidente fue Campaments. Miguel Peiró, de 30 años, ostentará el cargo. Lleva una década en el distrito y entró «por culpa» de Aina García, su pareja y también su fallera mayor. Según comentan ambos, han decidido estar al frente porque creen que este año «estamos preparados». Su reto para el nuevo ejercicios es que todos lo pasen bien.

Oeste también tiene relevo. Álex Salmerón, de 26 años, asumirá el encargo de ser presidente. En su caso ha sido una «sorpresa» que no se lo esperaba. Lleva once años en la comisión vaquera y tiene grandes expectativas para el nuevo ejercicio. Su meta es tener a su falla contenta. Y Camp Roig estará liderado por Samuel Buigues, de 21 años. Se ha presentado porque deseaba ser el máximo representante, ya que lleva cerca de seis años y ha formado parte de la directiva. Como compañera de aventura contará con Pilar Serra, porque «es mi fallera desde el primer año».

Pablo García Justo, de 25 años, dirigirá Diana. Estuvo en la falla cuando era pequeño y le «desapuntaron» cuando estaba a punto de ser presidente infantil. Ahora se va quitar esa espinita. Desde la propia falla le han animado a ocupar la presidencia desde que regresó hace tres años. Él considera la comisión como «una familia». Como reto se ha marcado luchar por el triunfo en la sección Primera.

Baix la Mar tendrá a Juanvi Lull, de 42 años, como presidente. Tras 14 dentro del distrito marítimo, tenía ganas que estar al frente porque ha sido vicepresidente bastante tiempo y, además, consorte de fallera mayor. Según, comenta, quiere superar el segundo premio de Especial conseguido este año.

Todos los cargos

Una única comisión cuenta ya con todos los cargos, se trata de Saladar. Raúl González, de 40 años, solo lleva tres en el distrito y se considera un novato, pero pretende que su falla esté contenta. Junto a él estará Marta Pérez Vengut como fallera mayor y como representantes de la 'xicalla' ha escogido a su hija Emma González Albo y al pequeño Diego Abellán Martí.

Por su parte, Adrià Asunción Malonda, de 25 años, encabezará Darrere del Castell. Es la segunda vez que ostenta el cargo, por lo que sabe la responsabilidad que ello conlleva. Según indica, le gusta mucho esta fiesta y su comisión, a la que pertenece desde pequeño.

Y en Port Rotes, José Luis López Sierra se encargará de llevar las riendas.

Otro momento muy esperado de la jornada de ayer fue la ofrenda de flores a la Mare de Déu. Miles de falleros, vecinos y visitantes de dieron cita en el centro de Dénia. Por suerte, la lluvia no hizo acto de presencia y aunque lucía el sol la mayor parte del tiempo el ambiente era algo fresco, sobre todo en los lugares donde no tocaban los rayos. Pero eso no supuso ningún freno para las once comisiones y para las falleras mayores de Dénia, Amparo Petrie y la pequeña Neus Suárez. Todos desfilaron con su mejores galas y con grandes sonrisas, aunque algunas no pudieron evitar las lágrimas de emoción en uno de los actos que anhelan.

El desfile comenzó en la calle Marqués de Campo un par de minutos después de las once y media. La comitiva la abrió la Comisión de Fiestas de la Mare de Déu, que luego se encargó de recoger los ramos que portaban las falleras para ir conformando el manto de la Virgen, que se alzaba en la plaza del Convent. Cerca de 11.000 claveles rojos y blancos cubrieron la imagen.

Las comisiones desfilaron en orden inverso al premio obtenido por los monumentos grandes. Así, Camp Roig partió en cabeza dentro de la sección Primera. Le siguieron Campaments, Les Roques, Saladar, Darrere del Castell, Diana y la vencedora, Port Rotes. A continuación le llegó el turno a Especial. Comenzó París Pedrera, seguida de Oeste. Después le siguió Baix la Mar, cuyos falleros portaron atrapasueños con flores, y el distrito ganador, Centro.

El colofón lo pusieron las falleras mayores de la ciudad, algunas de sus predecesoras en el cargo y los representantes de la Junta Local Fallera. Sus ramos, los de sus cortes y los cargos de años anteriores se ofrendaron a la Virgen dentro de la iglesia de San Antonio. Este año participaron en la ofrenda representantes de las fiestas de Jumilla, Elche, Sant Vicent y Elda.