Expertos en la Xylella arremeten contra el modelo de erradicación del Consell

R. B. BENISSA.

La Xylella Fastidiosa puede convertirse en un mal endémico. Así lo afirmaron el martes los varios especialistas durante una jornada sobre esta bacteria que afecta a los cultivos de almendros, y que ha obligado a arrasar centenares de árboles en la comarca.

Según los expertos el modelo para exterminar la plaga utilizado por la conselleria de Agricultura, basado en la tala masiva de almendros, no será efectivo. «Los análisis han demostrado que la bacteria lleva más de 30 años en la provincia, por lo que está ampliamente instalada y extendida y, llegados a este punto, la Erradicación ya no tiene sentido y seguir adelante parece responder más a una decisión política basada en intereses económicos. No se aplican las medidas que racionalmente se deberían aplicar porque hay muchos intereses económicos detrás y mucho dinero en juego», señaló el técnico del CSIC Alberto Fereres.

Por su parte, Joan Simonet, de Asaja Balears, advirtió que el protocolo de Erradicación que se hace en Alicante «ni siquiera se está ejecutando correctamente, puesto que esta bacteria también se hospeda en plantas de sotobosque, como el romero, que no se están eliminando».

Por esta razón, indicó, «ya se puede arrasar una parcela de almendros donde hay algún positivo, que si no se elimina la planta de sotobosque hospedante que hay alrededor, cuando se vuelva a plantar se volverá a contagiar». Para el representante balear de Asaja, «se están cargando parcelas de almendro en vano porque no se está luchando contra el agente de propagación de la bacteria, el insecto, el cual sigue en las especies silvestres hospedantes».

Tanto Fereres como Simonet reiteraron la necesidad de que el Consell «reconozca que es hora de aceptar que hay que convivir con la plaga, como se hace en California, Italia o Baleares». Según ambos, es importante rectificar el protocolo de actuación, acercar posturas con los afectados y apostar por la investigación para reducir al máximo a la bacteria propagadora.