Espinosa asegura que la ley de Turismo es para «contentar a Ribó, el resto nos iremos al garete»

Vista panorámica desde el castillo del término municipal de Dénia y del inicio del litoral en la parte norte de la ciudad. / Tino Calvo
Vista panorámica desde el castillo del término municipal de Dénia y del inicio del litoral en la parte norte de la ciudad. / Tino Calvo

El presidente de la Asociación Empresarial de Alquiler de Viviendas de la provincia recalca que la costa de la comarca no tiene los problemas de Valencia

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Las reuniones para tratar de solventar el malestar generado por una parte de la nueva Ley de Turismo no cesan, pero tampoco avanzan al ritmo que el sector afectado desearía. El presidente de la Asociación Empresarial de Alquiler de Viviendas de la provincia de Alicante (AEA), Mariano Espinosa, insistió ayer en la importancia de «derogarla o cambiarla seriamente» para evitar paralizarles. También incidió en las importantes repercusiones que tiene en los municipios de la Marina Alta un artículo como el artículo 65, que se hizo para «contentar a Ribó, el alcalde de Valencia, y el resto nos iremos al garete».

Espinosa remarcó que los problemas que tiene la capital del Turia no coinciden no se dan en la comarca y que se debería suprimir ese polémico punto de una ley que en general es buena, excepto en ese artículo que introdujo Compromís a última hora. En su opinión, con ese artículo y los aledaños, el alquiler turístico no se plantea como un servicio sino como una actividad e invade otros apartados como el comercio y el urbanismo, ya que les exigen un informe de compatibilidad urbanística que es «ilógico».

Con las trabas que se están encontrando quienes solicitan este documento a los ayuntamientos, esta ley lo que hace es «fomentar el intrusismo y el trabajar en negro al no concederse estos certificados», subrayó. Por eso considera imprescindible no limitarse a una moratoria en la aplicación que implicaría una tranquilidad momentánea, sino derogarla o eliminar la parte polémica.

Destaca el trabajo del secretario autonómico para acercar posturas y solucionar el problema

Mariano Espinosa hizo hincapié en los efectos que esta nueva normativa tiene en el caso de la Marina Alta, donde se concentran cerca de 25.000 de las 64.000 viviendas de alquiler turístico de la Comunitat. Según indicó, Dénia tiene unas 5.000, más que Valencia. Y en cifras similares se contabilizan en Xàbia y Calp. Además, puso de relieve que el 85% de las pernoctaciones en la comarca son en este tipo de alojamiento debido a la escasez de plazas hoteleras.

El presidente de AEA de la provincia comentó que en municipios como Calp, Teulada Moraira o Benissa no están encontrando problemas a la hora de obtener el informe de compatibilidad urbanística. Sin embargo, si han detectado un freno en Dénia y Xàbia porque debido a la carencia de planeamiento o a que está en revisión no se conceden estos certificados.

Asimismo, puso de relieve que esta semana ha tenido lugar una reunión con conselleria y con técnicos municipales de diversos municipios de la comarca para abordar cómo se está actuando. Mariano Espinosa señaló que con estos encuentros se está buscando la mejor forma de dar respuesta a esta situación, porque de los contrario buena parte del sector quedaría paralizado u optaría por trabajar de forma irregular. En ese sentido, el máximo representante provincial de AEA destacó las negociaciones y el trabajo realizados por el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer. De él quiso recalcar que está centrando sus esfuerzos en hallar una solución a esta cuestión que ha generado tanto malestar.

Por otra parte, Espinosa tiene previsto ofrecer hoy una rueda de prensa hoy en Ondara junto a la presidenta del Cercle Empresarial de la Marina Alta, Sonja Dietz, y otros directivos de esta federación para hablar de las novedades de esta ley y de las repercusiones que tiene en el caso de la comarca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos