Encuentran dos trampas con clavos en un camino entre l'Atzúbia y Benirrama

B. ORTOLÀ

l'Atzúbia. «Hasta para dar un paseo por el campo hay que ir con los ojos bien abiertos por culpa de gente tan irrespetuosa». Así se lamentaba ayer el presidente del club de caza Sierra Negra de l'Atzúbia, Mario Pons, tras el hallazgo de dos tablas de madera con clavos colocadas estratégicamente en un camino del término municipal.

Las trampas, explicó Pons, las encontró un hombre que paseaba con su hijo por esta senda que llega hasta el castillo de Benirrama. Estaban bien camufladas con pequeñas piedras por lo que «está claro que se habían puesto allí de forma intencionada».

Este camino, situado cerca de una zona de cultivos, lo utilizan senderistas, cazadores, ciclistas y aficionados a motocross, incluso es lugar de paso de la carrera 'Botamarges'. Nada más conocer el hallazgo, el alcalde, Josep Vicent Vidal, lo denunció a la Guardia Civil de Pego. Una pareja de la Benemérita acudió hasta la zona para retirarlo e iniciar la investigación.

Vidal aseguró que es la primera vez que sucede un caso de este tipo. «El único caso que recuerdo es el del año pasado en la zona de Fontilles, al parecer había muchas quejas por el paso de ciclistas», comentó Pons. Tanto el primer edil como el presidente de los cazadores achacaron lo ocurrido a un acto vandálico aislado. «De momento se desconoce quién lo ha hecho y por qué», apuntó el munícipe. «En l'Atzúbia no hay problemas con los cazadores, no creo que lo hayan colocado por nosotros», indicó Pons.

Ambos coincidieron en calificar este acto como una «barbaridad e irresponsabilidad». Recordaron que «aunque no es una zona de paso masivo, sí es habitual ver senderistas, cazadores o ciclistas, «si llega a pasar alguien con moto o bicicleta podría haberse hecho mucho daño».

Desde la Guardia Civil apuntaron que se han iniciado las pesquisas para tratar de averiguar quién es el responsable aunque apuntan que en estos casos es difícil dar con el culpable. Recordaron que este tipo de actos son penalizados según su gravedad, «si hubiese heridos, se podría acusar al culpable incluso por un delito de homicidio en grado de tentativa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos