Los empresarios plantan cara al ejecutivo de Dénia y no asistirán al Consell d'Urbanisme

Momento en el que Cedma y la Plataforma Cívica abandonaron la reunión del Consell d'Urbanisme celebrado en diciembre. / Tino Calvo
Momento en el que Cedma y la Plataforma Cívica abandonaron la reunión del Consell d'Urbanisme celebrado en diciembre. / Tino Calvo

Los colectivos de Cedma con representación en este órgano tildan de «paripé» la reunión sobre el PGE y deciden no ir más hasta que se respete su función asesora

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Los empresarios han decidido plantar cara al gobierno local de Dénia y no asistirán a la reunión del Consell d'Urbanisme convocada esta tarde y cuyo punto principal es el Plan General Estructural (PGE). Las asociaciones del Cercle Empresarial de la Marina Alta (Cedma) con representación en este órgano acordaron esta medida para mostrar su rechazo al cariz que ha tomado ese consejo.

La presidenta de Cedma, Sonja Dietz, remarcó que el objetivo de este órgano, según recoge sus estatutos, es asesorar y ahora «no está cumpliendo con su propósito». Los colectivos que lo integran saben de sobra que las decisiones que se toman en el Consell d'Urbanisme no tienen carácter vinculante, pero al menos quieren que no les dejen sin su faceta consultora y de asesoramiento.

Dietz hizo hincapié en que siempre han defendido este órgano, que fue reivindicado por Cedma «durante años» y que los empresarios del sector consideran que es una herramienta fundamental. Sin embargo, «ahora no lleva a cabo su cometido y ya no es participativo», lamentó la presidenta. No obstante, incidió en que «volveremos con mucho gusto cuando de nuevo cumpla con su función».

Sonja Dietz lamenta que esta herramienta fundamental haya perdido su carácter participativo

Antonio Vargas Zurita, presidente de la Asociación de Constructores y Empresas Afines de Dénia (Acead), se preguntó qué sentido tenía asistir a la reunión de un órgano consultivo cuando simplemente les van a presentar un planeamiento que no solo está elaborado ya, sino que fue aprobado por el pleno de Dénia a principios de abril y remitido a la conselleria. «Para perder el tiempo, no vamos a ir», argumentó.

También insistió en que no enviarán a ningún representante a las convocatorias mientras no cambie el talante. Además recordó que el pasado 19 de diciembre tanto Cedma como la Plataforma Cívica de Dénia protagonizaron un plante en el Consell d'Urbanisme y se marcharon al poco de comenzar la reunión. En ese momento le trasladaron su malestar por «no ser ya un foro participativo» a la concejal de Territorio, Maria Josep Ripoll.

«Se les dijo entonces y siguen en las mismas», reiteró Vargas Zurita, porque «no queremos que sea algo informativo, sino consultivo».

Por su parte, César Roa, presidente de la asociación de inmobiliarias Dénia MLS, se sumó a esta postura y tildó de «paripé para quedar bien» la reunión programada para esta tarde. Por ello, reclamó que «se respete más a los colectivos» y que ese órgano realice la función para la que fue concebido y que así se recoge en sus estatutos. De lo contrario, «no tiene sentido» acudir a la convocatoria porque no ese una herramienta consultiva y el gobierno local lo convierte en un «yo me lo guiso, yo me lo como», criticó Roa.

En estos aspectos también coincidió Carlos Pesquera, vicepresidente de la Asociación de Promotores Turísticos de Dénia. Según recalcó, «nos presentan asuntos a hechos consumados y ese no es el espíritu del Consell». Sobre esta cuestión incidió en que no se puede participar si se limitan a acudir para que les informen del Plan General Estructural, que ya está en manos de la conselleria. «Es como ir a un pleno en el que no se va a votar nada», puso como símil.

Pesquera criticó la actitud de la concejal de Territorio por no permitirles cumplir su función de asesoramiento y dijo que así no tiene sentido ir a la reunión.