La empresa que llevará en Dénia la recogida de animales abre la puerta a las asociaciones

Uno de los perros que viven en las instalaciones que ha utilizado hasta ahora APAD. / LP
Uno de los perros que viven en las instalaciones que ha utilizado hasta ahora APAD. / LP

Aseguran que están dispuestos a colaborar con las entidades locales aunque rehusan la participación de las personas voluntarias

B. ORTOLÀDÉNIA.

Hoy finaliza el plazo para que la empresa de Vinaròs, Serproanimal S.L. entregue la documentación necesaria para poder gestionar la recogida de animales en Dénia tras ganar el concurso. Se trata del último trámite antes de empezar a desempeñar unas funciones que ha llevado a cabo durante más de 25 años la asociación APAD, que por un error burocrática quedó segunda.

Se trata de un cambio que no ha causado simpatía entre muchos vecinos y usuarios, quienes se han movilizado para solicitar que se subsane el error y conseguir que APAD renueve el convenio.

Pese a las previsibles hostilidades que se va a encontrar la nueva gestora del servicio, desde la mercantil han decidido tender la mano a las asociaciones. Así lo apuntaron ayer en declaraciones a este periódico: «estamos dispuestos a colaborar con las asociaciones que lo deseen, siempre y cuando sea posible». Aunque desestimaron la posibilidad de que voluntarios colaboren de forma habitual en las tareas, tal y como han hecho durante los últimos años, «somos una empresa, hay que entender que funcionamos de forma diferente a una asociación», remarcaron.

La mercantil remarca que tiene más de 18 años de experiencia y trabaja en 30 localidades

Respecto a las críticas recibidas por parte de algunos vecinos del municipio, en las que insinuaban que con el cambio de gestión «el sacrificio está en camino para estos pobres animales abandonados que ni siquiera han tenido la oportunidad de ser adoptados, porque tienen una política de eutanasia», desde la mercantil castellonense evitaron pronunciarse. Tan solo recordaron que «nos avalan más de 18 años de experiencia, así como el trabajo que realizamos en más de 30 municipios desde la provincia de Tarragona hasta el sur de la provincia de Valencia».

Explicaciones que tampoco convencen a algunas de las personas que durante los últimos años han colaborado con APAD. Critican que el servicio de recogida de perros «quede en manos de una empresa que tan solo buscará el beneficio económico en detrimento del bienestar animal».

Algunas de las críticas a la mercantil se refieren a que «cuenta con su propio crematorio y cría de animales, razas mini, cachorros y otras especies con el objetivo de realojarlos , es una compañía de dinero».

Por su parte desde APAD se sumaron también a «la desconfianza que despierta la empresa, por su metodología de trabajo». Los miembros de la asociación mantenían ayer la esperanza de que hoy la mercantil castellonense no presente la documentación necesaria y puedan quedarse con la licitación». Sea así o no, desde APAD confirmaron que mañana celebrarán una manifestación «no para quejarnos de haber perdido la concesión, sino para mostrar nuestra disconformidad a la ley que permite en la Comunitat el sacrificio animal».