Las elecciones, el medio ambiente y la JLF protagonizan las críticas falleras

La falla Diana repasa los partidos localdes de cara a las elecciones. / Tino Calvo
La falla Diana repasa los partidos localdes de cara a las elecciones. / Tino Calvo

Las comisiones hacen un repaso detallado de los partidos y los políticos locales y no faltan las menciones al alquiler turístico y a la gamba roja

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Vecinos y turistas se tomaron la jornada de ayer para disfrutar de los monumentos falleros con relativa calma, ya que el sonido de los cohetes era incesante. Mientras las falleras mayores de Dénia, Amparo Petrie y la pequeña Neus Suárez, y sus cortes de honor acudían a ver a los jubilados y a degustar los buñuelos que les ofrecieron en el Primer Grup de Mariners, vecinos y turistas daban una vuelta por los barrios y se paraban para leer las críticas falleras. Este año, las elecciones, el medio ambiente y la Junta Local Fallera han sido el blanco de numerosos distritos.

Si una comisión triunfó en este aspecto en los premios del domingo fue Diana, que se llevó para sus vitrinas los banderines a la mejor crítica local, medioambiental y turística. Este distrito, al igual que otros muchos, aprovecharon para hacer un repaso detallado de los políticos de la ciudad y de los partidos. Entre sus frases no dudan en recalcar que «los políticos hacen campaña y a veces da vergüenza, a ver quién será el que gana y quien se pega una castaña».

De Podem apuntan que regresa a la palestra después de un descanso. También se centran en cómo será Ciudadanos si pacta por la derecha o la izquierda. Y destacan que, después de cuatro años de enamoramiento, GD y CU «ya se han divorciado». Sobre Vicent Grimalt (PSPV), comentan que parece un 'influencer' y que ya se verá si eso le reporta seguidores. En cuanto a María Mut (PP), dicen que «se presenta con ganas» y que echan en falta algunas caras, por lo que se preguntan si se han ido a Vox. Y de Rafa Carrió (Compromís) comentan que vuelve a concurrir y que a algunos desespera que esta formación no acabe de despegar.

Baix la Mar compara a Grimalt y Carrió con dos monaguillos que «en el castillo se encontraron y la mano se dieron y un pacto firmaron».

Y Centro señala que Sergio Benito ahora lo tiene muy bien «sin Pepa ni Miguel», que Grimalt viaja mucho y se pregunta si habrá Plan General. De Vox incide en Ronda, al que define como «desterrado» del PP, mientras que de Carrió dije que «siempre canta con mucha gracia» y que por eso aún aguanta. En cuanto a Mut incide en que «a pesar de tener un partido descosido, es valiente y saca pecho». Y no se olvida de Pepa Font, Miguel Llobell y Álex Rodenkirchen.

Sobre el medio ambiente, Diana hace hincapié en que la «peste» que supone la contaminación, que «ya no solo las playas sufren la suciedad», sino que también llega al Montgó, que «como un contenedor, empieza a hacer mal olor». También resalta en la importancia de la concienciación para evitar las «tragedias del pasado». Y desde Oeste recuerdan que la posidonia en las playas «es fundamental» para protegerlas del temporal.

La Junta Local Fallera (JLF) también fue el centro de las críticas. De ella Centro comenta que 'sembla que no té trellat en la composició de cap jurat'. Pone de relieve que hubo «nepotismo» del presidente al escoger al pregonero. Y añade que «desatiende a la ciudad para hacer Comunitat».

En Port Rotes, sacan a relucir la proximidad de elecciones a la presidencia de la JLF y que para la Junta la indumentaria es prioritaria, 'tots volem portar saragüells' y, además, deja caer que le tiene miedo a la crítica local. Mientras que en Baix la Mar aseguran que en su barrio no sabe qué cara tiene el presidente porque, pese a haberle invitado, «nunca ha encontrado el momento». Respecto a la indumentaria, para el distrito la JLF «ha venido a marear» y apunta que si los 'junters' no se saben vestir, ellos les pueden hacer un taller.

Otras menciones que aparecieron en las fallas fue el alquiler de apartamentos con sus precios elevados y el de viviendas, que es «una auténtica locura». También encontraron un hueco la gamba roja de Dénia, el festival gastronómico D*na y su impulsor, el chef Quique Dacosta, la reversión del hospital y los peajes de la autopista.