La dianense Andrea Redondo queda finalista de la Copa Peugeot Júnior de tenis

J. ZAMORA DÉNIA.

La joven tenista dianense Andrea Redondo ha tenido un gran comienzo de año. Ha conseguido ser finalista de la Copa Peugeot Júnior, que se ha disputado desde el día 2 de enero hasta el pasado martes en la Ciudad de la Raqueta de Madrid.

La andadura de Redondo en este torneo ha sido muy buena ya que partía como octava cabeza de serie y en el primer partido venció a Eva Arranz por 6/3, 7/6 y 6/2. Un triunfo que sirvió para que la tenista dianense cogiese confianza en su juego.

En la ronda de octavos de final se midió a Marta Calvo, a la que derrotó por un claro 6/0 y 6/1, en un encuentro que la joven tenista dianense controló muy bien desde el arranque. Andrea Redondo no dejó que su rival lograse entrar en el ritmo de partido.

En la eliminatoria de cuartos de final le tocó medirse a Luana Plaza, a la que también venció por 6/4 y 6/1. En este choque volvió a mostrar un buen tenis con golpes muy acertados ante los que poco pudo hacer su contrincante.

Ya en la semifinal se midió a la sexta cabeza de serie del torneo, Marta García Reboredo, a la que derrotó por 6/0 y 6/4. La dianense barrió de la pista a su rival durante la primera manga. La reacción de Marta García obligó más a Andrea, que pese a ello consiguió mantener su break para plantarse merecidamente en la gran final de la Copa Peugeot Júnior.

En el último partido del torneo le esperaba Blanca Cortijo, que era la segunda cabeza de serie, ante la que cayó. Perdió el primer set, donde no estuvo cómoda, por 2/6. En la segunda manga jugó a un gran nivel, dando todo lo que tenía, y consiguió igualar el partido al imponerse por 7/5. Pero no pudo más y sus problemas de espalda, acrecentados por las bajas temperaturas a las que tuvo que jugar la mayoría de los partidos, pasaron factura y Andrea Redondo se vio obligada a abandonar el partido.

Ahora tendrá tres semanas de total descanso, que aprovechará para cargar pilas pero, sobre todo, para recuperarse físicamente de la dura temporada que ha tenido antes de volver a la competición en el próximo mes de febrero.