Un detenido por dos robos frustrados en tiendas de Dénia

R. G. DÉNIA.

La Policía Nacional detuvo ayer a una persona relacionada con dos robos frustrados en tiendas de telefonía de Dénia ubicadas en la avenida de Alicante. El ladrón actuó poco antes de las tres de la madrugada pero al final no se pudo llevar nada, aunque sí provocó daños materiales.

El caco, tras romper el escaparate de un local dedicado a la venta y reparación de telefonía, ordenadores y videoconsolas, accedió al interior y destrozó algunas vitrinas.

Tras el poco éxito, rápidamente procedió a abrir un agujero en el cristal de la tienda Orange con una gran piedra. Luego intentó forzar la puerta de seguridad, pero estaba blindada y eso frenó sus intenciones. Tampoco allí logró ningún botín. El gerente, Pedro Perles, comentó que tenían las imágenes de lo sucedido y que se han facilitado a la policía. Según explicó, estos intentos de robo siguen el mismo 'modus operandi'.

Perles remarcó que es el segundo robo en esta semana en sus tiendas de la comarca, ya que el lunes ocurrió lo mismo en Xàbia. Y hace casi un año entraron en el local de la calle Marqués de Campo. A raíz de ese y otros incidentes, la empresa empezó a instalar puertas blindadas.