El Mar Dénia ofrece una gran imagen pese a caer ante el Orchies Pevele

La plantilla del CFS Mar Dénia posa antes de empezar el primer partido de pretemporada. / J. Zamora
La plantilla del CFS Mar Dénia posa antes de empezar el primer partido de pretemporada. / J. Zamora

Los chicos que dirige Jordi Durán jugaron a un alto nivel ante un rival de la máxima categoría francesa, que se tomó muy en serio el choque

JAVIER ZAMORADÉNIA.

El CFS Mar Dénia ofreció una gran imagen en el primer partido de pretemporada, pese a caer derrotado ante el Orchies Pevele por 2 a 4. El conjunto francés, que dirige el carismático técnico portugués Orlando Duarte, se tomó muy en serio el choque y salió a jugar como si hubiese en juego un título continental.

Dentro del buen tono general, dos de los debutantes, Omar y Miguel, dejaron muy buenas sensaciones, al igual que el meta Roque, que con sus intervenciones en la segunda mitad dejó claro que esta puede ser la temporada de su consagración. De salida los galos no vinieron a Dénia a hacer turismo, se tomaron el choque como si de una final europea se tratase. El encuentro comenzó con una alta intensidad en cada pelota, los jugadores fueron al máximo y esto complicó la tarea arbitral. Los visitantes poco a poco, con una alta presión, se adueñaron de la pelota ante un rival que tuvo problemas para llegar con peligro al área contraria.

Fruto de ese control del juego llegaron los goles franceses, el primero obra de José. Tras encajar el tanto, los dianenses no se achicaron y siguieron jugando de tú a tú a su adversario. Fue tal la intensidad del juego que los árbitros, tras varias advertencias, tuvieron que expulsar al entrenador del Orchies Pevele.

Minutos después marcaron los locales por mediación de Miguel, que ante la salida del portero galo le amagó para después picarle el esférico, que se fue al fondo de la portería visitante. Segundos después subió al marcador el segundo tanto francés, obra de Gonzalo, que sorprendió al meta local Sergio. Tras este tanto y apoyados por su público, los dianenses fueron creciendo en su juego. Presionaron mejor a su rival y salieron en rápidas contras que pusieron a prueba los reflejos del meta galo. En la recta final del primer tiempo José puso el 1 a 3 en el luminoso y con este marcador los equipos se marcharon al descanso.

Ritmo más lento

La segunda mitad tuvo un ritmo más lento. El esfuerzo físico realizado en la primera parte provocó que los jugadores se lo tomasen con más calma. Pronto consiguió el CFS Mar Dénia recortar las diferencias con otro gran gol de Miguel.

Los dianenses que dirige Jordi Durán jugaron con más profundidad y dispusieron de varias oportunidades para empatar el encuentro. Pero los contragolpes visitantes provocaron que el cancerbero local, Roque, tuviese que emplearse a fondo para evitar que el marcador se rompiese.

En una de esas contras llegó el 2 a 4, obra del veterano pívot Leitao, que resolvió una serie de rechaces con un tiro certero. Restaba mucho tiempo para la conclusión del choque y los galos sumaron su quinta falta. Su técnico, desde la grada, ordenó a sus hombres que no hiciesen falta y que se colocasen con una defensa de ayudas para evitar las penetraciones de los locales.

Al final del encuentro se llegó con ese 2 a 4 y con buenas sensaciones entre los aficionados con lo que sus jugadores habían realizado. Plantaron cara a un conjunto que luchará por alzarse con el título de liga en la máxima categoría del fútbol sala francés.

Los dianenses jugarán hoy sábado su segundo partido de pretemporada. Será ante el conjunto de Murcia El Pozo B en el pabellón Joaquín López de Archena, a partir de las 19 horas.