Dénia descarta un nuevo edificio para la UNED ya que «cada vez es más virtual»

Un momento de la presentación del nuevo curso de la UNED de Dénia. / Tino Calvo
Un momento de la presentación del nuevo curso de la UNED de Dénia. / Tino Calvo

El Ejecutivo de PSPV y Compromís no se plantea el proyecto «ni a corto ni medio plazo» a menos que llegue una gran subvención

B. O. DÉNIA.

Ningún gobierno ha sido capaz de poner solución a la falta de espacio de la UNED de Dénia, que desde su nacimiento no ha contado con unas instalaciones propias, sino que ha tenido que ubicarse en la Casa de Cultura de Dénia. Un problema al que el actual gobierno de PSPV y Compromís no dará solución «ni a corto ni medio plazo». Así lo afirmó ayer el alcalde, Vicent Grimalt, quien apuntó que el ejecutivo no se ha planteado iniciar este proyecto «ni ahora ni en los próximos cuatro años ya que cada vez es más virtual». El primer edil apuntó que no será su ejecutivo quien «hipoteque al municipio», aunque no descartó plantearse esta propuesta «si se descuelga una gran subvención».

Además recordó que años atrás «se propuso un proyecto faraónico del PP que finalmente no llegó a buen puerto. Nosotros no vamos a hacer algo así».

Grimalt afirmó que el consistorio «siempre ha colaborado con la UNED para mejorar, en la medida de lo posible, las instalaciones del centro, el más importante de la comarca en lo que a estudios superiores se refiere».

El gobierno local baraja la posibilidad de adecuar la casa del conserje como un nuevo laboratorio El traslado de la biblioteca dejará más espacio en la Casa de Cultura para reubicar algunas zonas

De hecho el munícipe explicó que el ejecutivo está estudiando la posibilidad de habilitar un espacio para un laboratorio en las actuales instalaciones. Se trata de una actuación que llevan años demandado desde el centro asociado. «Con ello se evitaría que los alumnos de los grados científicos tuviesen que desplazarse a otros centros universitarios», apuntó ayer la directora de la UNED de Dénia, Raquel Martí.

El espacio elegido para ubicarlo sería la casa del conserje, anexa al edificio principal. Pero «todavía no es una decisión definitiva, aún debemos sentarnos para hablarlo», apuntaron tanto Martí como los representantes del ejecutivo local.

Este no será el único cambio que previsiblemente se realizará en las instalaciones de la Casa de la Cultura. Aprovechando el traslado de la biblioteca a la casa del carrer Sant Josep, el ejecutivo ha decidido reubicar algunos de los espacios vacantes del edificio para que lo utilice la UNED para dar sus clases.

La primera planta seguirá destinada al centro asociado, mientras que la planta baja sufrirá algunos cambios, «los espacios que deja la biblioteca infantil servirán para exposiciones y el departamento de Cultura». Está previsto que la segunda planta albergue el Museu Fester.

Nuevo curso

Aunque los cambios no se han confirmado todavía, lo que se sí se ha puesto en marcha es el nuevo curso de la UNED. El jueves se celebró la inauguración, a la que asistieron docentes, estudiantes y representantes del ejecutivo. La directora remarcó la importancia que da el centro «al compromiso social y con la ciudadanía. Nuestro objetivo es que la sociedad de nuestro entorno tenga acceso flexible a la educación superior».

Por su parte el alcalde destacó la «profesionalidad de los docentes de primer nivel, que ha hecho que la UNED sea uno de los centros de referencia no sólo de la Comunitat, sino de todo el país, entre otras cosas, de la igualdad de género».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos