El Dénia consigue la victoria en casa contra el Tous, uno de los equipos más rocosos de la liga

Los jugadores entrenados por Diego Miñana doblegaron a su rival por 2 a 0 pese a jugar gran parte del partido con inferioridad numérica

JAVIER ZAMORA DÉNIA.

El Dénia consiguió hacer pequeño a un rocoso equipo como es el Tous en un partido en el que venció por 2 a 0. Los valencianos, que eran uno de los mejores conjuntos de la segunda mitad de la temporada, se vieron maniatados en la mayor parte de los 90 minutos por los dianenses que lo dieron todo para llevarse la victoria.

Los groguets supieron afrontar la contienda con mucha inteligencia y no cayeron en las múltiples provocaciones que su rival puso a lo largo del encuentro. Los dos goles de Panucci en el segundo periodo fueron el premio a la ambición de una formación que, pese a jugar en inferioridad numérica, siempre quiso sumar los tres puntos.

El control del juego fue desde el arranque del choque de los locales, mejor situados sobre el campo. Los visitantes se limitaron a hacer labores de destrucción de juego. Apenas crearon peligro pese a tener a uno de los mejores mediocentros de la categoría como es Edu López, quien estuvo mucho más preocupado de desquiciar a sus rivales mediante las provocaciones que de jugar al fútbol.

Las primeras ocasiones de peligro fueron para los locales pero los remates de Ferrán, primero y de Jordi después salieron por arriba del travesaño. En la única llegada a puerta visitante en todo el partido, Jordi Casanova estrelló el balón en el palo.

Pasó la media hora de juego sin que el Dénia consiguiese batir la portería local, a los de Diego Miñana les faltaba acierto a la hora del remate y sobre todo reposar un poco más el balón, para evitar los errores a la hora de las entregas.

En el minuto 36 una pequeña tangana acabó con la expulsión del local Guerrero, quién vio dos cartulinas amarillas de forma consecutiva. Una circunstancia que preocupó al público que no paró de protestar todas las decisiones al colegiado, Enrique Zambrano.

Antes del descanso, los locales disfrutaron de una opotunidad para marca con el testarazo a bocajarro de Arthur al que contestó el meta visitante, Jordi con una parada de gran mérito.

Con el empate a cero los dos equipos se fueron a los vestuarios. En la segunda mitad, el técnico local, Diego Miñana aguantó el mismo sistema y esto se reflejó sobre el campo. El Dénia superó claramente a un rival que siempre buscó el choque físico y las pérdidas de tiempo.

En el minuto 68, César se fue muy biende sus rivales por la banda izquierda y puso un centro medido para que Panucci rematase espléndidamente de cabeza a la portería visitante. Este fue el gol que abrió el camino de la victoria. Un minuto más tarde, la ocasión fue para Adrián Rubio, pero su remate salió fuera por muy poco.

El conjunto visitante intentó estirar sus líneas y los locales se mostraron muy cómodos sobre el campo, lanzando siempre que pudieron rápidos contraataques. Ya en tiempo de prolongación, llegó el 2 a 0 en un balón que llegó a Panucci quien en el segundo palo enganchó una bonita volea que sorprendió al meta visitante, Jordi.

Al final del partido el público despidió a los suyos con una atronadora ovación como premio a una entrega total por parte de ellos. La victoria dianense cobra una gran importancia por los méritos realizados y por que se mantiene en puestos de promoción de ascenso.

Ahora tiempo para recuperar fuerzas y abordar la recta final del campeonato de liga con una mentalidad ganadora ya que el equipo groguet está demostrando estar en un gran momento de forma.