El Dénia avanza hacia la promoción de ascenso tras golear a un débil Rafelcofer

Intento de remate de los dianenses a la salida de un saque de esquina. / J. Zamora
Intento de remate de los dianenses a la salida de un saque de esquina. / J. Zamora

Los groguets, sin jugar bien, demuestran ser un equipo de mucha pegada en la zona ofensiva si se le juega sin la intensidad que requiere Preferente

JAVIER ZAMORA DÉNIA.

El Club Deportivo Dénia sigue camino de la promoción de ascenso goleando a un débil Rafelcofer al que venció por 4 a 0, en un choque donde tampoco es que los de Diego Miñana jugasen como los ángeles.

Los groguets en la primera mitad anduvieron dormidos sobre el campo, con una apatía que solo se puede entender conociendo la realidad del estado anímico de una plantilla que lleva retraso en el cobro de sus mensualidades.

Le costo mucho al conjunto de la Marina Alta meterse en el partido. El hecho de jugarse por la mañana parece que les afectó. El fuerte viento racheado que sopló tampoco ayudó a que se viese un buen juego. Los errores continuos en unos y otros hicieron que apenas se jugase el balón con criterio. Esto enfadó mucho al entrenador local, Diego Miñana, que no paró de hacer aspavientos y expresar frases de lamentación fuera de su banquillo.

Los aficionados siguieron con expectación lo que sucedió sobre el terreno de juego. Pese al mal juego, el equipo local se mostró superior al visitante. Al Dénia le bastó subir un poco su intensidad para desarbolar a su rival. Empezaron a llegar las ocasiones y, en el minuto 23, un gran centro de Luis desde la izquierda fue rematado de un perfecto testarazo por César para batir al meta visitante, Tito.

Este gol rompió las expectativas del técnico visitante, Jesús Moratal, ya que su equipo quedó a merced de lo que los groguets quisieran hacer. Siguió el control dianense y en el minuto 39 llegó otra nueva oportunidad para Panucci, pero su remate de cabeza lo detuvo Tito. Al descanso se llegó con el 1 a 0.

En la segunda mitad, el único equipo que existió fue el local, es por ello que suyas fueron las mejores ocasiones para aumentar las distancias en el marcador. En el minuto 52, Javi lanzó un fuerte chut desde fuera del área que sorprendió a un Tito que nada pudo hacer por detenerlo. Este tanto fue el de la tranquilidad para un CD Dénia que simplemente se dedicó a tocar el balón.

En el 70, llegó el 3 a 0, obra de Guerrero, que además pudo haber aumentado su cuenta goleadora ya que dispuso de algunas ocasiones más. Cerró la cuenta Santafé con otro buen gol, que debe de servirle para darle confianza a un jugador que tiene que seguir creciendo en su juego ya que el equipo le necesita. Al final del tiempo reglamentario el 4 a 0 reflejó la superioridad que hubo en el campo entre un conjunto y otro.

Restan cinco jornadas para que la liga acabe en Preferente. El Dénia se afianza en la segunda plaza de la clasificación y ya prepara su próximo compromiso. Visitará el campo Fort Llopis del Grao de Gandia. Allí los groguets se medirán a la UD Portuarios.