El PP de Dénia apuesta por una lista electoral plagada de nombres nuevos y en la que relega a Sivera al puesto 12

El PP de Dénia apuesta por una lista electoral plagada de nombres nuevos y en la que relega a Sivera al puesto 12
TINO CALVO

María Mut asegura que los votantes pedían cambios y avanza que los referentes de la nueva etapa serán el deporte, la juventud y el empleo estable

R. GONZÁLEZDénia

El Partido Popular de Dénia y su candidata, María Mut, han entendido que era necesario renovar para luchar por recuperar la alcaldía en las próximas elecciones de mayo. Y así lo han hecho. El PP ha presentado este mediodía a los componentes de la candidatura y entre los diez primeros de la lista solo repiten dos personas. La propia Mut, que en los anteriores comicios iba de número tres, y Javi Llull, que ha subido escalones y del ocho pasa al cuatro. La edil Isabel Gallego no está incluida en el listado. Y la concejal Pepa Sivera, que fue la cuarta, ha sido relegada hasta el puesto 12, justo detrás de la también edil Sabela Miñana.

Junto a Mut, en el número dos entra José Antonio Cristóbal, mientras que Eva Catalá irá en el tres. Tras Llull se incorpora María Segarra, con el cinco, seguida de Juan Manuel Carrió y Coque Gavilá. En el puesto ocho aparece Ludovica Verdam, Andrés Escribá Pastor es el número nueve y Jorge Lemos ocupará el diez. Después de Miñana y Sivera, se sitúan Beatriz Yanguas, en el 13; Victoriano Yáñez, en el 14; y Amado Marcilla, en el 15. En el bloque final se encuentran Manolita Llácer, Pepe Romero, Pedro Blasko, Alfredo Lorite y José Vicente Benavente. Según la candidata, todavía falta por acabar de definir el orden y completarlo para que haya paridad.

Según ha reconocido la alcaldable, «nuestros votantes nos demandaban renovación» y ella también sabía que en el partido había gente que «había cumplido su ciclo» y hacía falta caras nuevas. María Mut ha subrayado que ha encontrado muchas personas que le han dicho que sí y que tienen interés por trabajar por su proyecto. Respecto al número dos, ha remarcado que es economista, profesor de la UNED y está acabando el doctorado. De Cristóbal ha hecho énfasis en que parece una persona tímida pero es «muy inteligente».

En cuanto a la exclusión de Isabel Gallego, ha explicado que le había transmitido que quería descansar esta legislatura y «yo lo respeté». Y el descenso de Pepa Sivera lo ha argumentado diciendo que «queríamos una lista de renovación» y «hay que darle paso a gente nueva».

La presentación ha tenido lugar en la entrada del castillo de Dénia por un motivo especial. Mut ha relatado que hace cuatro años se escogió este escenario para «sellar un pacto de gobierno entre socialistas y catalanistas en el que se prometió transparencia, participación y trabajo, pero todo era mentira». La candidata popular ha lamentado que esos dos partidos «pretendieran apropiarse del castillo como marca y trataron de capitalizar el mayor tesoro que la historia de nuestra Dianium nos ha regalado». Para demostrar que ese monumento emblemático y todos los rincones de la ciudad «son de Dénia y de los dianenses», los populares han escogido ese punto para dar a conocer la lista.

En su discurso, Mut ha recalcado que «saltan a la vista los errores» del actual equipo de gobierno, como la «nefasta estación de autobuses, la falta de aparcamiento y el olvido de zonas como Montgó, Rotes, Marines o Monte Pego» y que el PP tiene un programa por una «Dénia activa», que es el lema de la campaña». Según ha señalado, el turismo y la gastronomía deben ser «los complementos de algo mucho más grande». La líder popular ha apuntado que los referentes en esta nueva etapa serán el deporte, la juventud y el empleo estable.

Asimismo, ha avanzado que el PP dará «carpetazo» al Plan General Estructural que está elaborando el actual ejecutivo para recuperar «el documento que hicimos entre todos hace cuatro años y que planteaba un modelo urbanístico sostenible». Mut ha insistido en que todos los barrios son importantes y «nadie debe quedar al margen» porque «todos pagan sus impuestos». Además, ha abogado por una ciudad eficiente, ágil y accesible en su administración en la que la «excesiva burocracia sea una cosa del pasado».