Dénia acabará la legislatura sin Plan General Estructural al terminar ahora la propuesta final

Una intervención de Maria Josep Ripoll en uno de los plenos celebrados este invierno. / Tino Calvo
Una intervención de Maria Josep Ripoll en uno de los plenos celebrados este invierno. / Tino Calvo

La edil de Territorio reconoce que ve «apurado» obtener a tiempo la evaluación ambiental estratégica de la conselleria, pero «ojalá nos sorprenda»

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Una nueva legislatura se acerca a su fin en Dénia y otra vez más el Plan General Estructural (PGE) continúa empantanado. Esta vez, el ejecutivo local acaba de concluir la propuesta definitiva, que todavía debe ser refrendada por la Corporación en sesión plenaria y obtener el beneplácito del Consell.

La concejal de Territorio, Maria Josep Ripoll, admitió ayer que ve «apurado» que se apruebe en lo que resta de mandato. Según explicó, el borrador del documento definitivo ya está acabado, pero aún ha de pasar por pleno y remitir la propuesta a la conselleria para que emita la evaluación ambiental estratégica. Y hasta que no reciba el visto bueno autonómico no podrá tener luz verde el nuevo planeamiento.

La próxima semana, en concreto el jueves, se ha programado una reunión del Gabinete del Plan General. Ese día se mostrará a los grupos municipales el documento final, que «recoge las modificaciones» efectuadas tras la última exposición pública, apuntó Ripoll. Después está previsto que el PGE se ratifique en sesión plenaria, aunque la edil no especificó en qué fecha sería.

Los grupos de la oposición critican que les entregue el texto casi sin margen para estudiarlo y en plenas Fallas

Una vez se traslade a la conselleria, la pelota pasará a la Generalitat. La responsable de Territorio de la capital de la Marina Alta incidió en que desconoce cuánto tiempo llevará el proceso para revisar el documento y obtener una respuesta. «Esperemos que esté pronto, aunque ya no dependerá de nosotros», subrayó. Pese a reconocer que va a resultar difícil superar ese trámite antes de que concluya la legislatura, Maria Josep Ripoll añadió que «ojalá nos sorprenda».

Cabe recordar que el equipo de gobierno lleva todo este mandato trabajando en el nuevo estructural, después de dejar de lado la propuesta elaborada por el anterior ejecutivo. Su documento se expuso al público entre finales de octubre y el 28 de diciembre de 2017. Casi un año después, el pasado noviembre, se reunió el Gabinete en dos ocasiones para abordar el proyecto de modificaciones, que más tarde pasó por exposición pública otra vez.

En los grupos de la oposición no parece haber sentado nada bien las prisas de última hora y menos que les hayan remitido un denso documento para estudiar menos de una semana, que además está marcada por las fiestas. Y esto se suma al hecho de que esta misma semana también les han hecho llegar los presupuestos de este año para revisarlos de cara a la comisión informativa de la próxima semana porque se llevarán al pleno ordinario del 28 de marzo.

En estos términos se expresó la portavoz del PP, María Mut. La concejal popular declaró que es «ridículo» entregarles todo es material al puertas de Fallas y con tan poco margen de tiempo. Y añadió que ahora el equipo de gobierno sí le urgirá a la conselleria que se dé «prisa» para sacar adelante el PGE, «no como con las Normas Urbanísticas Transitorias».

Por su parte, la líder de Gent de Dénia-Centre Unificat (GD-CU), Pepa Font, tildó de «indignante» la postura del equipo de gobierno de entregarles en plenas fiestas todo ese volumen de documentación, junto con el de las cuentas de este año, para que lo revisen en unos pocos días. Para ella, eso demuestra la «falta de voluntad para que lo examinemos». «Quieren aprobarlo para enviarlo a la Generalitat y que la siguiente Corporación de Dénia se lo encuentre cuando llegue», criticó.

En opinión de Font, el ejecutivo local ha actuado así porque se trata de «la única manera de salvar la cara, la de darle luz verde en sesión plenaria». Asimismo, incidió en que hay elecciones anticipadas en el Consell y que eso puede afectar al proceso que debe seguir el PGE.

Desde Ciudadano, su líder, Sergio Benito, lamentó que «no han hecho nada en esta legislatura y al final se ponen a correr». A su juicio, el objetivo de pasar la propuesta definitiva a pleno obedece a que «quieren decir que han cumplido, pero si no han resuelto las cuestiones de los aprovechamientos urbanísticos y las indemnizaciones será otra vez una farsa».

Su primera impresión es que el documento presenta cambios porque se han reconocido los aprovechamientos urbanísticos detectados y «comienzan a concretar», pero resta por descubrir «hasta qué punto». También se mostró contundente respecto a lo que hará el ejecutivo con los comentarios de la oposición. «No va a negociar y lo va a aprobar sí o sí», remarcó Benito.