Cruce de críticas de PP y PSPV de Xàbia por la piscina

La Corporación de Xàbia durante el pleno celebrado ayer. / E. R.
La Corporación de Xàbia durante el pleno celebrado ayer. / E. R.

Tres de los cinco millones del coste del proyecto serán sufragados por la Generalitat mientras que el resto no se sabe si los pagará el Ayuntamiento

E. R.XÀBIA.

El proyecto de la piscina municipal de Xàbia dejó ayer en el pleno un cruce de criticas entre el gobierno del PSPV y la oposición, sobre todo el PP. El punto fuerte de la sesión fue la aprobación del proyecto de ejecución de la piscina cubierta municipal después de que se anunciara por primera en vez en 2005 y cuyo presupuesto finalmente asciende a cinco millones de euros, cifra detonante de los reproches.

El enfrentamiento entre partidos estuvo liderado por el Partido Popular. Su portavoz, Rosa Cardona, acusó al gobierno local de «no aprovechar el acuerdo que se realizó en el año 2005 donde el alcalde de esa época, Moragues, y el consejero de Deportes pactaron un presupuesto de seis millones con la Generalitat, en el que ésta aceptaba subvencionar el proyecto de la piscina». Cardona indicó que «en el borrador actual del convenio para el proyecto de la piscina no se menciona ningún acuerdo anterior» y continuó diciendo que «el presupuesto actual para la piscina es de cinco millones, pero la conselleria ha dicho que solo costeará tres, por lo que el resto del presupuesto saldrá de la población xabiera».

Tanto la portavoz del PP como el de C's pidieron explicaciones al alcalde, José Chulvi, de cómo se sufragará esa importante diferencia de coste y preguntaron por qué no se pidió antes a la Generalitat que asumiera los millones si ya se conocía.

Por su parte, el primer edil se defendió de los reproches explicando que «lo que se habló en 2005 sobre el proyecto de la piscina era solo una declaración de intenciones, en ningún momento ese proyecto se llevo a convenio». Asimismo, Chulvi señaló que «se van a volver a hacer las gestiones necesarias» para que el Consell sufrague la totalidad, «aunque ahora mismo el pueblo podría costear esa diferencia igual que se ha hecho en otros proyectos».

El alcalde argumentó que el proyecto se valoró en tres millones debido a que iba a ser una piscina normal, pero se decidió volver a plantear una de competición «para dar el nivel que se merece en Xàbia, por lo que hasta mediados de Julio no se supo a cuánto ascendía el presupuesto de un piscina así».