Costas confirma que no rehabilitará la playa de Les Deveses hasta después del verano

Los banistas y vecinos de la playa de Les Deveses ocupan los escasos metros que les separan del agua. / Tino Calvo
Los banistas y vecinos de la playa de Les Deveses ocupan los escasos metros que les separan del agua. / Tino Calvo

Desde el servicio provincial apuntan que la actuación requiere el uso de maquinaria pesada que les obligaría a cortar el acceso a bañistas

B. ORTOLÀDÉNIA.

Los vecinos y bañistas de la playa de Les Deveses tendrán que conformarse, lo que resta de verano, con los escasos dos metros de ancho de arena con los que cuenta este tramo del litoral de Dénia. Costas confirmó ayer que no llevará este mes los trabajos de regeneración de la playa que el mar se ha tragado en las últimas semanas.

Según indicaron la actuación para devolver los 15 o 20 metros de arena a esta zona precisan de una maquinaria de gran tamaño por lo que se necesitaría cerrar la playa e «incluso los accesos a ella» durante varios días, «los que tardasen en realizarse los trabajos», apuntaron. Desde Costas creen que iniciar ahora las mejoras de la zona «sería perjudicial para la temporada de baño de muchas personas que están en la zona», por ello han decidido iniciar el proceso de regeneración de la playa una vez finalice la temporada estival, a mediados de septiembre.

Será entonces cuando se realice un importante aporte de arena para recuperar los metros perdidos, con los que se buscará, especialmente, proteger durante el invierno a las viviendas situadas a primera fila y evitar que vuelvan a derrumbarse sus terrazas como hace unos años.

El Gobierno central trabaja en la declaración de evolución de impacto ambiental

Además de esta medida preventiva, desde Costas recordaron que sigue en marcha el plan estratégico de recuperación de erosión de la playa. Un documento aprobado en el año 2015 y que está calificado como de «alta prioridad».

La propuesta contempla tres escolleras. Una de ellas se haría junto a la desembocadura del río Racons, que es la que servía de tope para mantener los sedimentos en la zona y que no se desplacen a la provincia de Valencia por esa franja litoral. Según el documento, tendría un perfil activo de 470 metros de longitud, de los que 285 irían por encima de la superficie y el resto sería un tramo sumergido.

Un segundo espigón se levantaría a la altura de la calle Río Grande. Este elemento tendría un perfil activo de 350 metros de longitud, de los cuales 250 serían sumergidos. El tercero de ellos, ya existe. Se trata del que se encuentra en la playa de Selta y Mirarrosa.

La redacción del proyecto, señalaron, ya está finalizada. El siguiente paso fue la realización y publicación del estudio de impacto ambiental en la zona. «Ahora hay que llevar a cabo la declaración de evolución de impacto ambiental», indicaron. Se trata de un cometido que debe realizar el Gobierno Central, aunque avisaron que el proceso será «bastante largo. Se necesita la participación de todos los agentes implicados en la zona, no es una tareas fácil». De hecho, no se atrevieron a fijar una fecha exacta para su finalización.

Tras conocer la decisión de Costas, algunos vecinos de este punto del litoral aseguraron entender la medida, «no sería de recibo que ahora, en plena temporada estival, se cerrase el acceso a la playa, por lo menos ahora tenemos un tramo para poder estar tomando el sol y poder bañarnos».

Respecto al esperado proyecto de recuperación de la playa de Les Deveses, muchos aseguran que no les ha sorprendido que todavía no haya una fecha fijada en el calendario para su finalización, «ya hemos perdido toda la confianza al respecto, son demasiados años».

También mostraron su escepticismo sobre el estudio y declaración de impacto ambiental. Lamentaron que durante la construcción del primer espigón, hace ya unos años y que cuenta con un centenar de metros submarinos que no cumplen bien con su labor: «no se hizo ningún estudio para determinar los problemas que tendríamos en nuestra zona si se llevaba a cabo esta obra; y si se hizo, nadie lo tuvo en cuenta, que sería mucho peor».

Algunos residentes de la zona recordaron que la playa de Les Deveses «llegó a tener hasta 15 y 20 metros de ancho, venía mucha gente, porque era un punto de la costa muy bueno. Ahora muchos de los bañistas se lo piensan dos veces, cada vez hay menos gente que quiere venir a la zona».