Una constructora aboca toneladas de tierra en la zona verde del Bosc de Diana en Dénia

Los montones de tierra rojiza que se han depositado en la zona verde del Bosc de Diana y un camión que traslada más material. / LP
Los montones de tierra rojiza que se han depositado en la zona verde del Bosc de Diana y un camión que traslada más material. / LP

El Ayuntamiento da permiso a la empresa para rellenar el terreno y estudia que también se deposite allí el material que se extrae en la obra del colegio de La Xara

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Una constructora que realiza una obra en una parcela de sector C1 de Dénia está abocando la tierra que extrae en la zona verde del Bosc de Diana. Los camiones han depositado toneladas en este paraje de la ciudad, ubicado junto a la avenida Joan Fuster.

El trasiego de vehículos y las montañas de tierra rojiza llamaron desde el primer momento la atención de los vecinos y las personas que pasaban por esa zona. Y también generó incertidumbre por el desconocimiento generalizado de lo allí se estaba haciendo. Sólo se veían vehículos depositando el material y máquinas aplanando los montones. Eso hizo que algunos tuvieran sospechas de que podría tratarse de alguna construcción.

Pero nada más lejos de la realidad. El concejal de Medio Ambiente, Josep Crespo, señaló ayer que esa parcela es municipal y pertenece al Bosc de Diana. El edil explicó que lo que único que se está haciendo es rellenar parte de la parcela para nivelar el terreno y que esté a la altura de la avenida. Se trata, según recalcó, de un paso más dentro del proyecto para convertir ese espacio en una zona verde y que llegue a ser «el pulmón de la ciudad».

En cuento a la empresa, Crespo indicó que el Ayuntamiento de Dénia, cuando se han hecho obras en las que se efectuaban excavaciones, cedía parcelas para que se hiciera el acopio de tierra. De esa forma, las constructoras se evitaban tener que trasladarlo a los vertederos correspondientes y el Consistorio podía aprovechar ese material, lo que se suponía un ahorro.

En este caso ha sucedido lo mismo. El Ayuntamiento, al comprobar la calidad adecuada de la materia procedente del C1 le ha dado permiso a la constructora para depositar lo que sacaran. Con ello se avanza en el proyecto para hacer una gran zona verde, ya que una vez tenga todo el terreno nivelado y a la altura de Joan Fuster podrán proceder a efectuar las plantaciones.

Quejas de los vecinos

Durante esto últimos días, los trabajos en el Bosc de Diana no han generado solo curiosidad, sino que también han suscitado las quejas de algunos vecinos. El motivo es, que con el viento, sus terrazas y sus viviendas se han llenado de esa tierra rojiza procedente de los montones. El edil de Medio Ambiente admitió que le habían trasladado ese malestar vecinal. Además remarcó que se había dirigido a los operarios para pedir que vayan con cuidado y que rieguen esos tramos de la parcela para evitar que se levante el polvo y que vaya a parar a las zonas colindantes y a las casas.

La del C1 podría no ser la única aportación que se deposite en la parcela durante los próximos días. La empresa encargada de construir el colegio de La Xara ha solicitado también un lugar para hacer acopio de unos 5.000 metros cúbicos, avanzó el concejal. En estos momentos están pendientes de comprobar que la tierra es buena para la plantación de vegetación. En caso de ser así, se le dará luz verde.

En cuanto al proyecto del gran parque previsto, el responsable de Medio Ambiente hizo hincapié en que todavía están en la falle de relleno y nivelado. Por lo que el diseño final, la plantación y la obtención de fondos quedará para la próxima legislatura.